Acceso propietarios

Publica GRATIS tu anuncio

La Comunidad

Las lagunas del Decreto Ley Antidesahucios

Pedro Hernández del OlmoLa publicación en el BOE del Real Decreto-ley 27/2012, de 15 de noviembre, de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, o Decreto Ley Antidesahucios, a pesar de que el Gobierno ya avisa que se trata de una intervención inmediata y paliativa por razones de urgencia, ha suscitado duras críticas en distintos sectores.

Quizá la más justificada es que no contempla el caso de que el acreedor no sea un Banco. Es decir si en la subasta el piso se adjudica y el adquirente, lógicamente, quiere tomar posesión de su piso, en tal caso, el anterior dueño, aunque reúna las condiciones para ser considerado en una situación de especial riesgo de exclusión, deberá abandonar la vivienda y no tendrá derecho a esa prórroga de dos años que concede el Decreto a quienes sean desahuciados por el Banco.

Es indudable que esta situación producirá situaciones de auténtica discriminación y que no tiene una solución fácil.

A lo mejor hubiera sido más justo, en lugar de conceder esa moratoria, potenciar lo que ha quedado en una mera recomendación del Decreto: Exigir la movilización de un amplio parque de viviendas, propiedad de las entidades de crédito, en beneficio de aquellas familias que solo pueden acceder a una vivienda en caso de que las rentas se ajusten a la escasez de sus ingresos.

Otra de las críticas es que durante esa moratoria la deuda seguirá generando intereses a favor del Banco. Aquí parece que la solución sería la sencilla y drástica que resolvió el famoso Auto de la Audiencia de Navarra, una vez subastada y adjudicada la vivienda desaparecería la posibilidad de seguir reclamando la deuda, ya que declaraba improcedente continuar la ejecución contra bienes del ejecutado una vez ha sido adjudicado a favor del Banco, el inmueble hipotecado, aunque sea por un importe inferior al del préstamo hipotecario.

Hay un aspecto sin embargo que no aparece contemplado en el Decreto y es la situación jurídica de quien consiga disfrutar de esa suspensión del lanzamiento. Es decir ¿Cual es el título posesorio de quien ha sufrido ejecución hipotecaria durante los dos años que estará pendiente de ser desalojado? Puesto que el Decreto no dice nada se entiende que ocupará esa vivienda a título gratuito.

¿Qué ocurrirá si decide arrendar habitaciones en esa vivienda, o la propia vivienda entera? El Decreto desde luego no se lo prohíbe.

Parece que esto puede dar lugar a poner por obra, aunque sea de forma atenuada, la peregrina propuesta que circuló no hace mucho por los distintos medios de comunicación: “Alquile su casa antes de que se la quite el Banco”.

Todo ello por no subrayar el ‘atasco’ que se producirá en los Juzgados al cumplirse el plazo de los dos años, es decir cuando llegue el 16 de noviembre de 2014, si como señalan las previsiones estadísticas esta medida va a afectar a tantas familias. ¿No se ha pensado que eso va a producir entonces un auténtica ‘alarma social’?

Esperemos los resultados de esta improvisación.

Pedro Hernández, abogado
Blog: http://www.pedrohernandezabogado.com/
Consultas legales: 807 520 008 (1,18 €/min. desde fijo; 1,53 €/min. desde móvil)

Share


Resuelve tus dudas sobre compraventa de pisos en La Comunidad Resuelve tus dudas sobre compraventa de pisos en La ComunidadHaz tu pregunta. Hay expertos inmobiliarios dispuestos a ayudarte.

Compartir esta noticia: