Acceso propietarios

Publica GRATIS tu anuncio

La Comunidad

Los malabares catalanes con la vivienda social

Barcelona

La vivienda social del Incasòl está valorada en 629 millones de euros

El Govern catalán pretende privatizar los 14.000 pisos públicos del Incasòl, una fórmula que recuerda a la aplicada por el gobierno autónomo y municipal madrileño que han vendido más de 5.000 viviendas sociales este año. En el caso catalán, la intención es realizar nuevas promociones de vivienda social con los fondos generados por la venta es estos pisos. Así lo ha afirmado el conseller de Territori i Sostenibilitat, Santi Vila.

El conseller ha insistido en que la venta “quiere asegurar recursos para generar vivienda nueva, de propiedad o alquiler, recursos que se puedan destinar a políticas de vivienda”. La noticia no ha sentado muy bien entre los ocupantes de las viviendas del Incasòl porque temen que los pisos pierdan su función social cuando pasen a manos privadas, según recogen ERC, PSC e ICV en sus pronunciamientos contrarios a la venta.

14.000 viviendas sociales a un valor contable de 629 millones de euros

El valor contable de las 14.000 viviendas del Incasòl suma 629 millones de euros, aunque su valor de mercado puede ser mucho mayor porque se están contabilizando a precio de coste. Todo según el balance de 2011 del Incasòl, que también tiene suelo para desarrollar viviendas y polígonos industriales valorado 1.561 millones, aunque la crisis lo hace prácticamente invendible.

El Incasòl también tiene una deuda de 900 millones de euros, que le supone un gasto anual de 21 millones de euros en el pago de intereses. Los gastos de estructura, y las provisiones por depreciación de activos, le han situado en pérdidas (77 millones en 2011 y 44 en 2010) y en flujo de caja negativo, que obligan a al Institut a estudiar fórmulas para asegurar su futuro.

La Vanguardia cita fuentes inmobiliarias para explicar que el Incasòl, que tiene mucho patriminio, se ha visto obligado a paralizar la promoción de viviendas debido al ajuste de la Generalitat. En 2011 acabó 5.759 viviendas protegidas y en 2012 un 11% menos, 5.147. Este año hasta agosto solo ha acabado 484, un 84% menos. El Incasòl ha dedicado la mayor parte de su inversión, que el año pasado fue de 66 millones de euros, a acabar las promociones que ya tenía en marcha, pero ha paralizado completamente el inicio de obras: en el 2011 sólo inició la construcción de 12 viviendas y el año pasado de 22, en dos años en que la crisis está aumentando el número de personas que se han inscrito en los registros oficiales para solicitar viviendas sociales: 69.122 el año pasado, un 10% más que el año anterior.

Más información
La Vanguardia:
El Govern quiere construir vivienda social con la venta de pisos del Incasòl

Share


Resuelve tus dudas sobre compraventa de pisos en La Comunidad Resuelve tus dudas sobre compraventa de pisos en La ComunidadHaz tu pregunta. Hay expertos inmobiliarios dispuestos a ayudarte.

Compartir esta noticia: