Acceso propietarios

Publica GRATIS tu anuncio

La Comunidad

Consejos clave si vas a comprar sobre plano

¿Estás pensando en comprar sobre plano? Es una opción para abaratar el precio de tu piso porque la vivienda cuesta menos si la compras cuando todavía no se ha puesto ni un ladrillo, pero, eso sí, debes ir con cuidado. Aquí te dejamos unos consejos clave para evitarte disgustos si compras sobre plano.

1.- Averigua quién te vende el piso

Comprueba quién es la promotora/constructora que te vende el piso, para eso puedes ir al registro mercantil y ver su inscripción. Sólo necesitas que te entregue su nombre y NIF para hacer este trámite.

Una vez tengas claro su identidad, pídele que te entregue una nota simple del Registro de la Propiedad en la que se demuestre que es la titular del solar donde se va a edificar. También puedes ir tú al Registro de la Propiedad y pedirla tú directamente, pero lo normal es que la promotora/constructora te entregue el papel sin problemas.

Es conveniente pasarse por el ayuntamiento para comprobar que se puede construir el edificio sobre ese terreno y que cuenta con licencia de obras para llevar adelante la construcción.

2.- Ten claro cómo será tu piso

La promotora/constructora debe entregarte un plano del piso y la memoria de calidades para que tengas claro cómo será el piso y los materiales de construcción.

Cómprate un escalímetro para comprobar los metros reales del piso. El escalímetro es una regla en forma de estrella que contiene varias escalas, se utiliza para saber a cuántos metros reales equivalen los milímetros diseñados en el plano. Así que cuando te entreguen el plano, pregunta a qué escala está proyectado para luego sacar tu escalímetro y comprobar que tiene los metros que te han dicho.

El plano también debería indicar cuál es la orientación del piso (dónde está el norte) para que puedas saber dónde entra la luz solar y cuánto tiempo. Así sabrás si tu piso va a ser oscuro o luminoso. Y, si no hay nada construido alrededor de tu solar, pregunta cuáles son los planes de edificación para saber si vas a tener o no sombras futuras.

Es conveniente que te reúnas con el arquitecto para comentar todas tus dudas y proponer los cambios que se puedan hacer. Ten en cuenta también que el plano que te pueda enseñar la promotora al principio puede variar del plano de la obra final por eso debes verificar esos cambios y estar de acuerdo con ellos antes de firmar el plano final.

3.- Asegura los pagos previos de la vivienda

Negocia bien la fórmula de compra de la vivienda. Si entregas alguna cantidad de dinero a cuenta asegúrate que se deposita en una cuenta bancaria especial que sólo puede ser utilizada para la construcción del edificio donde va a estar tu piso.

La promotora/constructora debe contar con un seguro o aval bancario que te garantice la devolución de las cantidades entregadas más intereses si tu vivienda no se llega a construir o se retrasa su construcción.

Lo más habitual es que se adelante entre un 20% y un 30% del valor de la vivienda durante la construcción y que se pague el resto cuando se entregue la vivienda y se firme la escritura pública de compraventa.

Por supuesto, cada entrega de dinero debe estar perfectamente reflejada por escrito y en ese documento se debe estipular qué pasa si no compras la vivienda o si se retrasa la entrega del piso o si finalmente no se llega a construir. Todos los detalles sobre la vivienda, incluyendo plano y memoria de calidades, deben incluirse en la firma de estas entregas a cuenta.

4.- Sella bien la compraventa y entrega de vivienda

Cuando la vivienda esté acabada pásate a verla con lupa. Asegúrate que está en perfectas condiciones. Revisa los acabados, la pintura y comprueba que todo se ajusta a lo indicado en las memoria de calidades, incluso en las zonas comunes.

La vivienda debe tener licencia de primera ocupación porque sin ella no puedes entrar a vivir, es un documento que concede el ayuntamiento y la constructora/promotora debe tenerlo junto con la cédula de habitabilidad de tu vivienda, el certificado de eficiencia energética y todos los boletines necesarios para que puedas dar de alta tus suministros de agua, luz y gas.

La promotora/constructora también debe tener un seguro decenal para el edificio. Y debe tener esta cobertura:

- Diez años para los daños causados por vicios o defectos que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, etc que comprometan la resistencia mecánica y estabilidad del edificio.

- Tres años para los vicios o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones que ocasionen el incumplimiento de los requisitos de habitabilidad.

- Un año para los daños que se produzcan en los elementos de acabado o de terminación de la obra.

Una vez tengas todo esto claro, ya estarás listo para firmar la escritura de compraventa de la vivienda que, por supuesto, también debes revisar con lupa antes de firmar.

Share


Resuelve tus dudas sobre compraventa de pisos en La Comunidad Resuelve tus dudas sobre compraventa de pisos en La ComunidadHaz tu pregunta. Hay expertos inmobiliarios dispuestos a ayudarte.

Compartir esta noticia: