Acceso propietarios

Publica GRATIS tu anuncio

La Comunidad

Actualidad del mercado inmobiliario


Friday, 13 April 2012

Deducción por vivienda habitual en Cantabria – Renta 2011

Por adquisición o rehabilitación de vivienda.
Cuantía y límite máximo de la deducción:


El 10% de las cantidades invertidas en el período impositivo en la adquisición, construcción o rehabilitación de una vivienda con los siguientes límites máximos de deducción:

- 300 euros si constituye la segunda residencia del contribuyente,
- 600 euros anuales si la vivienda adquirida o rehabilitada constituye su residencia habitual.

Requisitos y otras condiciones para la aplicación de la deducción:

1.- Que el contribuyente esté obligado a declarar.

2.- La vivienda objeto de adquisición o rehabilitación deberá estar situada en los municipios que se fijen mediante Orden del titular de la Consejería competente en materia de Hacienda en base a los criterios que en la misma se establezcan.

3.- La aplicación de la deducción exige el cumplimiento de los requisitos que, con carácter general, establece la normativa estatal reguladora del IRPF sobre los conceptos de vivienda habitual, adquisición y rehabilitación de la misma y elementos que integran la base de la deducción aplicable, así como sobre comprobación de la situación patrimonial del contribuyente al finalizar el período de la imposición.

4.- Cada contribuyente obligado a declarar únicamente podrá beneficiarse de esta deducción por una sola vivienda.

Share

Friday, 13 April 2012

Deducción por vivienda habitual en Castilla – La Mancha – Renta 2011

Por cantidades satisfechas por la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual o por obras e instalaciones de adecuación de la misma a personas con discapacidad.
Cuantía de la deducción:


El 1% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por la adquisición o rehabilitación de la vivienda que constituya o vaya a constituir la residencia habitual del con- tribuyente, así como las satisfechas por las obras e instalaciones realizadas en la vivienda habitual para adecuarla a las personas con discapacidad.

Requisitos y otras condiciones para la aplicación de la deducción:

La deducción está sujeta a los mismos límites, requisitos y circunstancias que, para cada caso, se establecen en el artículo 68.1 de la Ley del IRPF relativo a la deducción por inversión en vivienda habitual, en la redacción del citado artículo vigente a 1 de enero de 2010 y al cum- plimiento de las siguientes condiciones:

1.- Que las inversiones se financien mediante préstamos hipotecarios, en los que el acree- dor sea alguna de las entidades financieras a las que se refiere el artículo 2 de la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de Regulación del Mercado Hipotecario.

En el caso de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual a personas con discapacidad, sólo será necesario que la inversión se financie mediante préstamos concerta- dos con las entidades financieras a que se refiere el párrafo anterior.

En el caso en que sólo una parte de la inversión se financie de la forma exigida no se perderá el derecho a la deducción aunque sólo se podrá aplicar la misma sobre las cantidades satisfechas que correspondan al préstamo hipotecario o, si se trata de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual a personas con discapacidad, a cualquier tipo de préstamo concertado con las entidades financieras a que se refiere el artículo 2 de la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de Regulación del Mercado Hipotecario.

2.- Que se consigne el número de identificación del contrato del préstamo con el que se han financiado las inversiones con derecho a la deducción en la casilla 942 del Anexo B.2 de la declaración.

3.- Que la suma de los rendimientos netos obtenida por diferencia entre los ingresos compu- tables y los gastos deducibles, y las ganancias y pérdidas patrimoniales determinadas, con carácter general, por diferencia entre los valores de transmisión y adquisición, correspondien- tes al período impositivo no supere la cuantía de 50.000 euros.

Share

Friday, 13 April 2012

Deducción por vivienda habitual en Castilla y León – Renta 2011

Por adquisición de vivienda por jóvenes en núcleos rurales.
Cuantía de la deducción:


El 5% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por la adquisición o rehabilitación de la vivienda que vaya a constituir la residencia habitual del contribuyente en el territorio de la Comunidad de Castilla y León. También resulta aplicable la deducción en los supuestos de construcción de la vivienda que vaya a constituir la residencia habitual del contribuyente.

Requisitos y otras condiciones para la aplicación de la deducción:

La aplicación de la deducción está condicionada al cumplimiento de los requisitos que estable- cía, con carácter general, la normativa estatal reguladora del IRPF, incluido el correspondiente a que el importe comprobado del patrimonio del contribuyente al finalizar el período de la imposición exceda el valor que arrojase su comprobación al comienzo del mismo al menos en la cuantía de las inversiones realizadas.

Asimismo, deben cumplirse simultáneamente los siguientes requisitos:

1.- Que el contribuyente tenga su residencia habitual en la Comunidad de Castilla y León y que, a la fecha de devengo del impuesto (normalmente, el 31 de diciembre de 2011), tenga menos de 36 años.

2.- Que se trate de su primera vivienda habitual. Se considera que el contribuyente adquiere su primera vivienda cuando no dispusiera ni hubiera dispuesto de ningún derecho de plena propiedad igual o superior al 50 por 100 sobre otra vivienda.

3.- Que la vivienda esté situada en un municipio de la Comunidad de Castilla y León, quedando excluidos los siguientes municipios:
- Los que excedan de 10.000 habitantes.
- Los que tengan más de 3.000 habitantes y que disten menos de 30 kilómetros de la capital de la provincia.

A estos efectos, mediante Orden de la Consejería de Hacienda se da publicidad a los municipios que cumplen los anteriores requisitos. De esta manera, para adquisiciones realizadas en los años 2005 y 2006, la relación de municipios se encuentra recogida en la Orden de HAC/42/2005 (BOCYL 28-01-2005); para adquisiciones realizadas en los años 2007 y 2008, en la Orden de HAC/68/2007 (BOCYL 26-01-2007); para las adquisiciones realizadas en 2009, en la Orden de HAC/2252/2008 (BOCYL 9-01-2009) y para las adquisiciones realizadas en 2010 y 2011, para las adquisiciones realizadas en 2010 y 2011, se da publicidad de los municipios en el portal tributario de la Junta de Castilla y León, en la dirección www.jcyl.es, tal y como establece la Orden de HAC/16/2010, de 13 de enero (BOCYL 22-01-2010), cuya vigencia ha sido prorro- gada para el año 2011 por Resolución de 28 de diciembre de 2010, de la Dirección General de Tributos (BOCYL 3-01-2011).

Importante: este requisito deberá cumplirse en el momento de la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual. En los supuestos de construcción de vivienda habitual, este requisito deberá cumplirse en el momento en que se realice el primer pago de los gastos derivados de la ejecución de las obras o, en su caso, la primera entrega de cantidades a cuenta al promotor de la vivienda.

3.- Que se trate de una vivienda de nueva construcción o de una rehabilitación calificada como actuación protegible de conformidad con el Real Decreto 1186/1998, de 12 de junio y Decreto 52/2002, de 27 de marzo, de Desarrollo y Aplicación del Plan Director de Vivienda y Suelo de Castilla y León 2002-2009, o aquellas normas de ámbito estatal o autonómico que las sustituyan.

Se considera vivienda de nueva construcción aquélla cuya adquisición represente la primera transmisión de la misma con posterioridad a la declaración de obra nueva, siempre que no ha- yan transcurrido tres años desde ésta. Asimismo, se considera vivienda de nueva construcción cuando el contribuyente satisfaga directamente los gastos derivados de la ejecución de las obras.

4.- Que la adquisición o rehabilitación de la vivienda se produzca a partir de 01-01-2005.
5.- Que base imponible general más la base imponible del ahorro menos el mínimo personal y familiar (suma de las casillas 455 y 465 de la página 10 menos el importe de la casilla 679 de la página 12) no supere las siguientes cantidades:
- 18.900 euros en tributación individual.
- 31.500 euros, en tributación conjunta.

Base máxima de la deducción: La base de la deducción estará constituida por las cantidades satisfechas para la adquisición o rehabilitación de la vivienda, incluidos los gastos originados que hayan corrido a cargo del adquirente y, en el caso de financiación ajena, la amortización, los intereses, el coste de los instrumentos de cobertura del riesgo del tipo de interés variable de los préstamos hipotecarios y demás gastos derivados de la misma.

En caso de aplicación de los citados instrumentos de cobertura, los intereses satisfechos por el contribuyente se minorarán en las cantidades obtenidas por aplicación del citado instrumento.

El importe máximo de la base de deducción es de 9.040 euros, cantidad que se fija por la Ley del IRPF como base máxima de deducción por adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual.

Share

Friday, 13 April 2012

Deducción por vivienda habitual en Cataluña – Renta 2011

Por rehabilitación de la vivienda habitual (Art. 3 Decreto Ley 1/2008, redacción Ley 16/2008).
Cuantía y requisitos para la aplicación de la deducción:


1.- 1,5% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por la rehabilitación de la vivienda que constituya o vaya a constituir la vivienda habitual del contribuyente.

2.- La base máxima de esta deducción es de 9.040 euros, cantidad que se fija por la Ley del IRPF como base máxima de deducción por adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual.

Share

Friday, 13 April 2012

Deducción por vivienda habitual en Extremadura – Renta 2011

Por adquisición de vivienda habitual para jóvenes y para víctimas del terrorismo (Art. 1 del Decreto Legislativo 1/2006).
Cuantía de la deducción:


1.- El 3 por 100 de las cantidades satisfechas durante el período impositivo, excluidos los intereses, para la adquisición por jóvenes de una vivienda nueva situada en el territorio de la Comunidad Autónoma de Extremadura que constituya o vaya a constituir su primera resi- dencia habitual.

También podrán aplicar esta deducción, cualquiera que sea su edad, quienes tengan la condición de víctimas del terrorismo o, en su defecto, y por este orden, el cónyuge o pareja de hecho o los hijos que vinieran conviviendo con las mismas.

Base máxima de la deducción:

La base máxima de la deducción será de 9.040 euros, importe anual establecido como límite para la deducción de vivienda habitual contemplada por la normativa estatal del IRPF.

Requisitos y otras condiciones de aplicación de la deducción:

La aplicación de la deducción está condicionada al cumplimiento de los mismos requisitos y condiciones exigidos en relación con la deducción general por adquisición de vivienda habitual en la normativa estatal, incluido el relativo a la comprobación de la situación patrimonial del contribuyente y, además, los siguientes:

1.- Debe tratarse de una vivienda nueva. Se considera vivienda nueva, aquélla cuya adquisi- ción represente la primera transmisión de la misma con posterioridad a la declaración de obra nueva, siempre que no hayan transcurrido 3 años desde ésta.

2.- La vivienda nueva debe estar acogida a las modalidades de protección pública contem- pladas en el artículo 23 de la Ley 3/2001, de 26 de abril, de la Calidad, Promoción y Acceso a la Vivienda en Extremadura, referidas a viviendas de protección oficial promovidas de forma pública o privada y viviendas de Promoción Pública.

3.- Los adquirentes deben ser jóvenes con residencia habitual en Extremadura, cuya edad, a la fecha de devengo del impuesto (normalmente, el 31 de diciembre de 2011) sea igual o inferior a 35 años.

El requisito de edad no resultará aplicable para quienes tengan la condición de víctimas del te- rrorismo o, en su defecto y por este orden, su cónyuge o pareja de hecho o los hijos que vinieran conviviendo con los mismos.

4.- La suma de la base imponible general y del ahorro, casillas 455 y 465 de la página 10 de la declaración, no debe ser superior a 19.000 euros tanto en tributación individual como en tributación conjunta.

Importante: la presente deducción no podrá duplicarse en aquellos supuestos en que las personas que tengan la consideración de víctimas del terrorismo también tengan una edad igual o inferior a 35 años.

Share

Friday, 13 April 2012

Deducción por vivienda habitual en Madrid – Renta 2011

Por inversión en vivienda habitual de nueva construcción.
Cuantía de la deducción:


1.- El 1% de las cantidades invertidas en el ejercicio por las que el contribuyente tenga derecho a la deducción por inversión en vivienda habitual regulada en el artículo 68.1 de la Ley del IRPF (47) con los siguientes requisitos:

Requisitos y otras condiciones para la aplicación de la deducción:

1.- La vivienda adquirida debe ser de nueva construcción y haber sido adquirida a partir del 30 de abril de 2009.

Se entenderá que se trata de una vivienda de nueva construcción cuando dé lugar a una primera entrega tal y como se define en el artículo 20. Uno. 22o de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, reguladora del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

2.- No se aplicará la deducción por:
- Las obras de rehabilitación de la vivienda propia ni por las obras e instalaciones y adecuación en la misma.
- Las cantidades depositadas en las cuentas vivienda a que se refiere el artículo 56 del Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

3.- La base de la deducción, en los términos anteriormente comentados y sus límites serán los mismos que la deducción por inversión en vivienda habitual regulada en el artículo 68.1 de la Ley del IRPF. Asimismo, se aplicará la Ley del IRPF en lo no previsto en los puntos anterio- res.

Share

Friday, 13 April 2012

Deducción por vivienda habitual en Murcia – Renta 2011

Por inversión en vivienda habitual por jóvenes de edad igual o inferior a 35 años (Art. 1o.Uno. 2 Decreto Legislativo 1/2010).
Cuantía de la deducción:


1.- El 3% de las cantidades satisfechas en el ejercicio por la adquisición, construcción, ampliación o rehabilitación de la vivienda que constituya o vaya a constituir la vivienda habitual del contribuyente, incluidos los gastos originados que hayan corrido a cargo del adquirente y, en el caso de financiación ajena, la amortización, los intereses y demás gastos derivados de la misma.

2.- El porcentaje será del 5 por 100 para contribuyentes cuya base imponible general, casilla 455 de la página 10 de la declaración, menos el importe del mínimo personal y familiar, casilla 679 de la página 12 de la declaración, sea inferior a 24.107,20 euros, siempre que la base imponible del ahorro, casilla 465 de la página 10 de la declaración, no supere la cantidad de 1.800 euros.

Requisitos y otras condiciones para la aplicación de la deducción:

Para aplicar esta deducción deberán cumplirse los mismos requisitos y condiciones que se exigen en relación con la deducción general por inversión en vivienda habitual (49) y, además, los siguientes:

1.- Que los adquirentes sean jóvenes con residencia habitual en la Región de Murcia. Tienen dicha consideración los contribuyentes cuya edad sea igual o inferior a 35 años en el momen- to de la fecha de devengo del impuesto (normalmente, el 31 de diciembre de 2011).

2.- Tratándose de adquisición o ampliación de vivienda, debe tratarse de viviendas de nueva construcción. A estos efectos, se considerará vivienda de nueva construcción aquélla cuya adquisición represente la primera transmisión de la misma con posterioridad a la declaración de obra nueva, siempre que no hayan transcurrido tres años desde dicha declaración.

3.- Tratándose de rehabilitación de vivienda, se considerarán las obras en la misma que cumplan los siguientes requisitos:

a) Que hayan sido calificadas o declaradas como actuación protegida en materia de rehabilitación de viviendas en los términos previstos en el Real Decreto 2066/2008, de 12 de diciembre, por el que se regula el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, o con aquellas normas de ámbito estatal o autonómico que las sustituyan.

b) Los establecidos en la normativa reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Límites aplicables:

1.- Base máxima de las inversiones con derecho a deducción:
La base máxima de las cantidades satisfechas con derecho a esta deducción estará constituida por el resultado de restar de la cantidad de 9.040 euros (importe anual establecido como límite para la deducción de vivienda habitual contemplada en la normativa estatal), aquellas cantidades que constituyan para el contribuyente la base de dicha deducción estatal, exclui- das, en su caso, las cantidades destinadas a obras de adecuación de la vivienda habitual por razón de discapacidad, y sin que en ningún caso la diferencia pueda ser negativa.

También resultan aplicables en relación con esta deducción las reglas establecidas en la legis- lación estatal para los casos en que se hayan practicado deducciones por una vivienda habitual anterior o se haya transmitido esta última obteniendo una ganancia patrimonial que se haya considerado exenta por reinversión, así como el requisito de aumento del patrimonio del con- tribuyente, al menos, en la cuantía de las inversiones con derecho a la deducción.

2.- Límite máximo absoluto:
El importe de esta deducción no podrá superar la cuantía de 300 euros anuales, tanto en tributación individual como en conjunta.
Régimen transitorio de la deducción por inversión en vivienda habitual (disposición transitoria segunda de la Ley 7/2011, de 26 de diciembre, de medidas fiscales y de fomento económico en la Región de Murcia).

Contribuyentes que practicaron la deducción en los ejercicios 2001 a 2010: Los contribuyentes que aplicaron las deducciones autonómicas por adquisición de vivienda para jóvenes con residencia en la Comunidad Autónoma en la Región de Murcia, establecidas para los ejercicios 2001 a 2010, podrán aplicar la presente deducción por inversión en vivienda habi- tual por jóvenes, siempre que cumplan los requisitos exigidos para ello y, en particular, el de la edad.

Contribuyentes que practicaron la deducción en los ejercicios 1998 a 2000: Los contribuyentes que practicaron, por la misma vivienda, cualquiera de las deducciones au- tonómicas en el IRPF por adquisición o rehabilitación de vivienda habitual establecidas para los ejercicios 1998, 1999 y 2000, por las Leyes de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia 13/1997, de 23 de diciembre; 11/1998, de 28 de diciembre y 9/1999, de 27 de diciem- bre, respectivamente, podrán aplicar en el presente ejercicio la siguiente deducción:

1.- 2% de las cantidades satisfechas, siempre que en el supuesto de adquisición, se trate de viviendas de nueva construcción.

2.- 3% de las cantidades satisfechas, siempre que en el supuesto de adquisición, se trate de viviendas de nueva construcción y la base imponible general menos el mínimo personal y familiar del contribuyente, casillas 455 de la página 10 de la declaración y casilla 679 de la página 12, respectivamente, sea inferior a 24.200 euros, siempre que la base imponible del ahorro, casilla 465 de la página 10 de la declaración, no supere los 1.800 euros.

En ambos casos, debe concurrir el requisito regulado en el artículo 1.uno, de la Ley 9/1999, de 27 de diciembre, de la citada Comunidad Autónoma, relativo a que la adquisición de la vivienda habitual fuese de nueva construcción.

Share

Friday, 13 April 2012

Deducción por vivienda habitual en La Rioja – Renta 2011

Por inversión en adquisición de vivienda habitual para jóvenes.
Cuantía de la deducción:


1.- El 3% de las cantidades satisfechas en el ejercicio en la adquisición de aquella vi- vienda que, radicando en la Comunidad Autónoma de La Rioja, constituya o vaya a constituir la residencia habitual de los contribuyentes que tengan la consideración de “jóvenes” a efectos de esta deducción en los términos que más adelante se comentan.

2.- El 5% de las cantidades satisfechas en el ejercicio en la adquisición de aquella vivienda que, radicando en la Comunidad Autónoma de La Rioja, constituya o vaya a constituir la residencia habitual de los contribuyentes que tengan la consideración de “jóvenes” a efectos de esta deducción en los términos que más adelante se comentan, cuya base liquidable general sometida a tributación según el artículo 56 de la Ley del IRPF no exceda de las siguientes cantidades:

- 18.030 euros en declaración individual.
- 30.050 euros en declaración conjunta, siempre que, además, la base liquidable del ahorro sometida a tributación según el artículo 56 de la Ley del IRPF no supere 1.800 euros.

La determinación de dichas magnitudes se realiza de acuerdo con lo indicado a este respecto en la deducción “Por inversión en la rehabilitación de la vivienda habitual”.

3.- Son, asimismo, deducibles las cantidades depositadas en cuentas vivienda por los mencionados contribuyentes que se destinen por los mismos a la primera adquisición de la vivienda habitual situada en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Requisitos y otras condiciones para la aplicación de la deducción:

Para aplicar esta deducción deberán cumplirse los mismos requisitos y condiciones que se exigen en relación con las deducciones generales por adquisición de vivienda habitual y por aportaciones a cuentas vivienda (53) y, además, los siguientes:

1.- Que los adquirentes sean jóvenes con residencia habitual en la Comunidad Autónoma de La Rioja. Tienen dicha consideración los contribuyentes que no hayan cumplido los 36 años de edad a la finalización del período impositivo (normalmente, el 31 de diciembre de 2011).

2.- La base máxima anual de esta deducción junto con la deducción “por adquisición o rehabilitación de segunda vivienda en el medio rural”, que a continuación se comenta, vendrá constituida por el importe resultante de minorar la cantidad de 9.040 euros en aquellas cantidades que constituyan para el contribuyente base de dicha deducción estatal, excluidas, en su caso, las cantidades destinadas a obras de adecuación de la vivienda habitual por razón de discapacidad.

3.- La deducción por cantidades depositadas en cuentas vivienda requerirá que el contribu- yente adquiera la vivienda que vaya a constituir su residencia habitual antes de finalizar el año natural en que cumpla los 35 años de edad.

4.- En caso de tributación conjunta, sólo podrán beneficiarse de esta deducción los contribu- yentes integrados en la unidad familiar que tengan la consideración de “joven” en los términos anteriormente comentados, por las cantidades efectivamente invertidas por ellos.

POR ADQUISICIÓN O REHABILITACIÓN DE SEGUNDA VIVIENDA EN EL MEDIO RURAL
Cuantía e importe máximo de la deducción:


El 7% de las cantidades invertidas en la adquisición, construcción, ampliación o rehabilitación de una única segunda vivienda en el medio rural, con un máximo anual de 450,76 euros, siempre que dicha vivienda se encuentre en un municipio distinto al de su vivienda habitual.

Requisitos y otras condiciones para la aplicación de la deducción:

Para aplicar esta deducción deberán cumplirse los mismos requisitos y condiciones estableci- dos, con carácter general, en la normativa estatal reguladora del IRPF sobre los conceptos de vivienda habitual, adquisición y rehabilitación de la misma y elementos que integran la base de deducción aplicable, así como sobre comprobación de la situación patrimonial del contribuyente al finalizar el período de la imposición.

Además deben cumplirse los siguientes requisitos y condiciones:

1.- Que el contribuyente tenga su residencia habitual en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

2.- Que la vivienda constituya la segunda residencia del contribuyente.

3.- Que la vivienda esté situada en alguno de los municipios que más adelante se relacionan, siempre que dicho municipio sea diferente al de su vivienda habitual.

4.- La base máxima anual de las deducciones autonómicas para adquisición de vivienda y de segunda vivienda en el medio rural vendrá constituida por el importe resultante de minorar la cantidad de 9.040 euros en aquellas cantidades que constituyan para el contribuyente base de dicha deducción estatal, excluidas, en su caso, las cantidades destinadas a obras de adecuación de la vivienda habitual por razón de discapacidad.

Consignación en la declaración del código correspondiente al municipio.

Los contribuyentes deberán consignar en la casilla 939 del Anexo B.4 el código correspondien- te al municipio en el que esté situada la segunda vivienda, conforme a la siguiente relación:




POR INVERSIÓN EN REHABILITACIÓN DE LA VIVIENDA HABITUAL
Cuantía de la deducción:


1.- El 5% de las cantidades satisfechas en el ejercicio en la rehabilitación de aquella vi- vienda que, radicando en la Comunidad Autónoma de La Rioja, constituya o vaya a constituir la residencia habitual de los contribuyentes que tengan la consideración de “jóvenes” a efectos de esta deducción en los términos que más adelante se comentan.

2.- El 7% de las cantidades satisfechas en el ejercicio en la rehabilitación de aquella vi- vienda que, radicando en la Comunidad Autónoma de La Rioja, constituya o vaya a constituir la residencia habitual de los contribuyentes que tengan la consideración de “jóvenes” a efectos de esta deducción en los términos que más adelante se comentan, cuya base liquidable general sometida a tributación según el artículo 56 de la Ley del IRPF no exceda de las siguientes cantidades:

- 18.030 euros en declaración individual.
- 30.050 euros en declaración conjunta, siempre que, además, la base liquidable del ahorro sometida a tributación según el artículo 56 de la Ley del IRPF no supere 1.800 euros.

La base liquidable general sometida a tributación según el artículo 56 de la Ley del IRPF es el resultado de minorar el importe reflejado en la casilla 620 de la página 11 de la declaración en la cuantía del mínimo personal y familiar que forma parte de la citada base liquidable general y que aparece reflejado en la casilla 680 de la página 12 de la declaración.

Por su parte, la base liquidable del ahorro sometida a tributación según el artículo 56 de la Ley del IRPF es el resultado de minorar el importe reflejado en la casilla 630 de la página 12 de la declaración en la cuantía del mínimo personal y familiar que forma parte de la citada base liquidable del ahorro y que, en su caso, aparecerá reflejado en la casilla 681 de la página 12 de la declaración.

3.- El 2% de las cantidades invertidas por el resto de contribuyentes en el ejercicio en la rehabilitación de aquella vivienda que, radicando en la Comunidad Autónoma de La Rioja, constituya o vaya a constituir su residencia habitual.

4.- En todo caso son, asimismo, deducibles las cantidades depositadas en cuentas vivienda por los mencionados contribuyentes que se destinen por los mismos a la rehabilitación de la vivienda habitual situada en la Comunidad Autónoma de La Rioja, siempre que se cumplan, en relación con dichas aportaciones y finalidades los requisitos de formalización y disposición a que hace referencia la normativa estatal del IRPF. (55)

Importante: los diferentes porcentajes son incompatibles entre sí, así como los por- centajes que resulten de aplicación cuando se trate de cantidades depositadas en cuentas vivienda.

Requisitos y otras condiciones para la aplicación de la deducción:

Para aplicar esta deducción deberán cumplirse los requisitos y condiciones que, con carácter general, establece la normativa estatal reguladora del IRPF sobre los conceptos de vivienda habitual, rehabilitación de la misma y elementos que integran la base de la deducción aplicable así como comprobación de la situación patrimonial del contribuyente al finalizar el período de la imposición.

Particularmente, regirán los límites de deducción establecidos en la normativa estatal reguladora del impuesto para los supuestos de adquisición o rehabilitación de vivienda habitual habiendo disfrutado de deducción por otras viviendas habituales anteriores y de adquisición o rehabilita- ción de vivienda habitual tras la enajenación de la vivienda habitual previa con generación de una ganancia patrimonial exenta por reinversión.

Además, deberán cumplirse los siguientes requisitos y condiciones:

1.- La base máxima de esta deducción se establece en 9.040 euros, importe máximo aproba- do por la Ley del IRPF como base máxima de la deducción por inversión en vivienda habitual.

2.- Para que los contribuyentes que realicen la inversión en rehabilitación de vivienda habitual tengan derecho a la aplicación de los porcentajes del 5 ó 7 %, será necesario que tengan la consideración de “jóvenes” con residencia habitual en la Comunidad Autónoma de La Rioja. Tienen dicha consideración los contribuyentes que no hayan cumplido los 36 años de edad a la finalización del período impositivo (normalmente, el 31 de diciembre de 2011).

3.- Así pues, en caso de tributación conjunta, sólo podrán beneficiarse de la deducción del 5 ó 7 % los contribuyentes integrados en la unidad familiar que tengan la consideración de “joven” en los términos anteriormente comentados, por las cantidades efectivamente invertidas por ellos, sin perjuicio de que el otro contribuyente tuviera derecho a la aplicación del porcen- taje de deducción general del 2%.

Share

Friday, 13 April 2012

Deducción por vivienda habitual en Comunidad Valenciana – Renta 2011

POR ADQUISIÓN O REHABILITACIÓN DE VIVIENDA HABITUAL CON UTILIZACIÓN DE FINANCIACIÓN AJENA
Cuantía de la deducción:


1.- El 3,3%, dentro de los dos años siguientes a la adquisición o rehabilitación.
2.- El 1,65%, después de los dos años siguientes a la adquisición o rehabilitación.

En ambos casos, dichos porcentajes se aplicarán sobre las cantidades satisfechas, incluidos los gastos originados por la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual que hayan corrido a cargo del adquirente, así como el principal amortizado, los intereses, el coste de los instrumentos de cobertura del riesgo de tipo de interés variable en los préstamos hipotecarios regulados en el artículo 19 de la Ley 36/2003, de 11 de noviembre, de medidas de reforma económica (BOE del 12) y demás gastos de la financiación ajena.

En caso de aplicación de los citados instrumentos de cobertura, los intereses satisfechos por el contribuyente se minorarán en las cantidades obtenidas por aplicación del citado instrumento.

A efectos de determinación de la base de deducción, quedan excluidas las siguientes cantidades invertidas:

a) Las que no superen las cantidades invertidas en viviendas habituales anteriores, en la medida en que hubieran sido objeto de la deducción estatal por inversión en vivienda habitual o de la presente deducción.
b) Las que no superen el importe de la ganancia patrimonial exenta por reinversión conforme a la normativa estatal reguladora del impuesto.

Base máxima de la deducción:

En los términos anteriormente comentados, la base máxima de esta deducción no podrá supe- rar la cuantía de 4.507,59 euros anuales, tanto en tributación individual como en tributación conjunta.

Requisitos y otras condiciones para la aplicación de la deducción:

1.- Que exista utilización de financiación ajena. Se entenderá que se utiliza financiación ajena cuando concurran los siguientes requisitos:

a) Que el importe financiado del valor de adquisición o rehabilitación de la vivienda supon- ga, al menos, un 50 por 100 de dicho valor. En el caso de reinversión por enajenación de la vivienda habitual el porcentaje del 50 por 100 se entenderá referido al exceso de inversión que corresponda.
b) Que durante los tres primeros años no se amorticen cantidades que superen en su conjunto el 40 por 100 del importe total solicitado.

2.- Que la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual se haya realizado desde el 20 de enero de 2006, inclusive.

3.- Los conceptos de vivienda habitual y de adquisición y rehabilitación de la misma son los recogidos en la normativa estatal reguladora del IRPF.

4.- La deducción no será de aplicación a las cantidades destinadas a la construcción o ampliación de la vivienda habitual ni a las depositadas en cuenta vivienda.

Compatibilidad: La presente deducción es compatible con la deducción “Por primera adquisición de su vivien- da habitual por contribuyentes de edad igual o inferior a 35 años” y “Por cantidades destinadas a la adquisición de vivienda habitual por discapacitados”, que a continuación se comentan. Por primera adquisición de su vivienda habitual por contribuyentes de edad igual o inferior a 35 años.

Cuantía de la deducción:
El 5% de las cantidades satisfechas durante el período impositivo para la primera adquisición de su vivienda habitual por contribuyentes de edad igual o inferior a 35 años, con excepción de la parte de dichas cantidades que correspondan a intereses.

A estos efectos, conforme a la normativa estatal reguladora del impuesto se asimilan a la adquisición de vivienda habitual la construcción o ampliación de la misma.

Requisitos y otras condiciones para la aplicación de la deducción:

Además de los requisitos establecidos con carácter general en la normativa estatal que regula la deducción por inversión en vivienda habitual, para la aplicación de esta deducción autonó- mica deberán cumplirse también los siguientes:

1.- Que se trate de la primera adquisición de su vivienda habitual.

2.- Los conceptos de vivienda habitual y de adquisición de la misma son los recogidos en la normativa estatal reguladora del IRPF.

3.- Que la edad del contribuyente, a la fecha de devengo del impuesto (normalmente, el 31 de diciembre de 2011), sea igual o inferior a 35 años.

4.- Que la suma de la base imponible general y de la base imponible del ahorro, casillas 455 y 465 de la página 10 de la declaración, no sea superior a 14.910,28 euros, equivalente a dos veces el indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM)(67), tanto en tributación individual como en tributación conjunta.

En declaraciones individuales de contribuyentes fallecidos en un día distinto al 31 de diciem- bre, el importe de 14.910,28 euros deberá prorratearse en función de la duración del período impositivo. En tributación conjunta, únicamente tendrán derecho a esta deducción los contribuyentes integrados en la unidad familiar que, habiendo satisfecho cantidades con derecho a la misma, cumplan individualmente los requisitos anteriormente señalados, si bien el límite de 14.910,28 euros se referirá a la tributación conjunta.

Compatibilidad:
Esta deducción es compatible con la deducción anterior “Por adquisición o rehabilitación de vivienda habitual con utilización de financiación ajena” y con la siguiente “Por adquisición de vivienda habitual por discapacitados”.

POR ADQUISICIÓN DE VIVIENDA HABITUAL POR DISCAPACITADOS
Cuantía de la deducción:


El 5% de las cantidades satisfechas durante el período impositivo para la adquisición de la vivienda habitual por contribuyentes con discapacidad física o sensorial, en grado igual o superior al 65%, o psíquica, en grado igual o superior al 33 por 100, con excepción de la parte de dichas cantidades que correspondan a intereses.

A estos efectos ha de tenerse en cuenta que, conforme a la normativa estatal reguladora del impuesto, se asimilan a la adquisición de vivienda habitual la construcción o ampliación de la misma y que la condición de discapacitado deberá acreditarse mediante el correspondiente cer- tificado expedido por los órganos competentes en materia de servicios sociales de la Generalitat Valenciana o por los órganos correspondientes del Estado o de otras Comunidades Autónomas. También será aplicable la deducción, aunque la discapacidad no alcance dichos grados, cuando se declare judicialmente.

Los conceptos de vivienda habitual y de adquisición de la misma son los recogidos en la nor- mativa estatal reguladora del IRPF.

Requisitos y otras condiciones para la aplicación de la deducción:

Además de los requisitos establecidos con carácter general en la normativa estatal que regula la deducción por inversión en vivienda habitual, para la aplicación de esta deducción autonómica deberán cumplirse también los siguientes

1.- Que la suma de la base imponible general y de la base imponible del ahorro, casillas 455 y 465 de la página 10 de la declaración, no sea superior a 14.910,28 euros, cantidad equivalente a dos veces el indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM), tanto en tributación individual como en tributación conjunta.

En declaraciones individuales de contribuyentes fallecidos en un día distinto al 31 de diciem- bre, el importe de 14.910,28 euros deberá prorratearse en función de la duración del período impositivo. En tributación conjunta, únicamente tendrán derecho a esta deducción los contribuyen- tes integrados en la unidad familiar que, habiendo satisfecho cantidades con derecho a la misma, cumplan individualmente los requisitos anteriormente señalados, si bien el límite de 14.910,28 euros se referirá a la tributación conjunta.

Compatibilidad: Esta deducción es compatible con las deducciones anteriores “Por adquisición o rehabilitación de vivienda habitual con utilización de financiación ajena” y “Por primera adquisición de su vivienda habitual por contribuyentes de edad igual o inferior a 35 años”.

POR CANTIDADES DESTINADAS A LA ADQUISICIÓN O REHABILITACIÓN DE VIVIENDA HABITUAL, PROCEDENTES DE AYUDAS PÚBLICAS
Cuantía de la deducción:


102 euros por contribuyente.

Requisitos y otras condiciones para la aplicación de la deducción:

Además de los requisitos establecidos con carácter general en la normativa estatal que regula la deducción por inversión en vivienda habitual, para la aplicación de esta deducción autonómica deberán cumplirse también los siguientes:

1.- Que, durante el período impositivo, el contribuyente haya destinado efectivamente a la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual las cantidades procedentes de una subvención concedida a tal fin por la Generalitat Valenciana.

Las cantidades se entenderán efectivamente destinadas a adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual de acuerdo con las reglas de imputación temporal de ingresos establecidas en la normativa estatal reguladora del IRPF (70). Cuando las ayudas se imputen en varios períodos impositivos, el importe de la deducción se prorrateará entre los ejercicios en que se produzca tal imputación. Por su parte, los conceptos de vivienda habitual y rehabilitación de la misma son los establecidos en la citada normativa.

2.- En caso de rehabilitación, ésta deberá ser calificada como actuación protegible, de confor- midad con la normativa reguladora de este tipo de actuaciones vigente en cada momento.

Incompatibilidad: Esta deducción es incompatible, para las mismas cantidades, con la deducción “Por adquisi- ción o rehabilitación de vivienda habitual con utilización de financiación ajena”; “Por primera adquisición de su vivienda habitual por contribuyentes de edad igual o inferior a 35 años” y con la deducción “Por adquisición de vivienda habitual por discapacitados”, comentadas anteriormente.

Requisito conjunto: La aplicación de las deducciones “Por adquisición o rehabilitación de vivienda habitual con utilización de financiación ajena”; “Por primera adquisición de su vivienda habitual por con- tribuyentes de edad igual o inferior a 35 años”; “Por adquisición de vivienda habitual por discapacitados”; “Por cantidades destinadas a la adquisición o rehabilitación de vivienda ha- bitual, procedentes de ayudas públicas” y “Por cantidades destinadas a inversiones para el aprovechamiento de fuentes de energía renovables en la vivienda habitual”, requerirá que el importe comprobado del patrimonio del contribuyente al finalizar el período impositivo exceda del valor que arrojase su comprobación al comienzo del mismo en, al menos, la cuantía de las inversiones realizadas.

A estos efectos, no se computarán los incrementos o disminuciones de valor experimentados durante el citado período impositivo por los elementos patrimoniales que al final del mismo sigan formando parte del patrimonio del contribuyente.

Share

Tuesday, 3 April 2012

Una alternativa cooperativista para los van a perder su casa

Eduardo LlarenaUna de las peores consecuencias de la crisis, quizás de los puntos que más difícil explicación tienen consiste en aquellos casos en que los compradores de vivienda, después de ver cómo pierdan sus casas por no poder pagarlas, sin embargo permanecen como deudores de la entidad financiera que les prestó dinero para adquirir la casa. Parecería razonable pensar que la pérdida de la vivienda supone suficiente castigo, pero sin embargo hay consumidores que aparte de sufrir esa situación se encuentran debiendo más dinero al banco, y teniendo nóminas u otros bienes embargados hasta satisfacer unas deudas que con los intereses y gastos alcanzan proporciones sencillamente inasumibles.

Este es uno de los temas que más preocupan a los ciudadanos, y que no está encontrando respuesta en las medidas legislativas.

Para hacer frente a estas situaciones hay consumidores que se están agrupando tratando de encontrar soluciones conjuntas que les permitan salir del atolladero. Recientemente ha llegado a mi conocimiento una interesante alternativa consistente en la formación de una cooperativa que pretende dar solución a estos problemas en sus dos vertientes, por un lado la necesidad de vivienda para las personas que se han visto desalojadas de su casa y, simultáneamente, encontrar una solución financiera a la cuestión de la deuda pendiente. El movimiento nace vinculado a la Cooperativa Integral Catalana.

EdificioEn cuanto a la primera cuestión (solucionar la necesidad de vivienda) la idea lanzada trata básicamente de organizar una cooperativa. Por un lado las personas que se encuentran en una ejecución hipotecaria o próximas a ella y que van a perder su vivienda, proceden a alquilar los pisos a la entidad cooperativa, que a su vez cede el uso a una persona que ya ha perdido su casa, y por otro lado el dueño de esta vivienda recibe la cesión del uso de otro piso cuya propiedad habría perdido o estaría a punto de hacerlo otro miembro de la cooperativa. Evidentemente en el propio piso es difícil quedarse pues el adjudicatario puede echar al antiguo dueño, pero a este adjudicatario le resultará mucho más complicado desalojar a un arrendatario que ha entrado con un contrato de alquiler válido. Esta idea tiene posibilidades de prosperar siempre que se fije un precio de renta solamente un poco más bajo que el de mercado y un plazo de cinco años o un poco más largo, con lo cual se ofrecen pocas armas al adjudicatario del piso en la subasta para alegar fraude. Se trata de utilizar una vía legal defendible en los tribunales, a diferencia de otro planteamiento lanzado por otro grupo de alquilar los pisos que se van a subastar por una renta de un euro y por un tiempo muy largo, circunstancias que permitirán al adjudicatario resolver el alquiler alegando un fraude que resulta evidente.

Para poner esta idea en funcionamiento se necesita una organización básica y que las diferentes personas afectadas se pongan en contacto, pero la creación de una cooperativa de este tipo puede limitar los terribles efectos que las ejecuciones hipotecarias en masa están produciendo. Además la organización que vaya surgiendo, si adquiere cierto número de personas, puede permitir negociar con las entidades financieras fórmulas para conservar el uso de la vivienda o recuperarlo en el futuro; es decir, abre la puerta a una situación donde el consumidor al no estar absolutamente aislado, tendrá un poco más de poder negociador.

Respecto a la segunda cuestión, la solución del problema financiero de la deuda pendiente tras la pérdida de la casa, la idea lanzada por este grupo no me parece tan viable, aunque por una valoración económica ajena a mi profesión jurídica, por lo que mi opinión podría no ser correcta. Se trataría aquí de comprar la deuda hipotecaria por paquetes. Las entidades financieras transmiten los créditos impagados en grupos por unos precios muy inferiores al valor de la deuda; así que resulta habitual que otros especuladores adquieran estos paquetes de deuda y se pongan a ejecutar aquellos créditos en los que esperan obtener un negocio. La idea que plantea este grupo consiste en formando grupos de consumidores afectados, confiar en encontrar algunos especuladores bien intencionados que adquieran los paquetes de deuda y luego alcanzar acuerdos con ellos sobre el pago o la liquidación de los créditos. Las dos objeciones que se me ocurren tienen que ver con la dificultad de encontrar un “especulador de buena fe” dispuesto a dejar de ganar, y luego en que al final la propia cooperativa podría convertirse en acreedor hipotecario y acabar actuando como cualquier otro echando a los consumidores de los pisos. De todas formas y aunque no puedo plantear una solución alternativa a este problema, creo que la idea esencial de buscar una agrupación de deudores puede dar lugar a alguna solución sobre las deudas pendientes tras la pérdida de las viviendas.

Eduardo Llarena
Abogado con despacho abierto en Móstoles (Madrid) desde 1991.
Web: www.asistencialegal.net
Blog: asistencialegal1.blogspot.com
Teléfono: 91 613 90 08

Share