Acceso propietarios

Publica GRATIS tu anuncio

La Comunidad

Actualidad del mercado inmobiliario


Wednesday, 30 April 2014

Cómo lidiar con el ruido en tu comunidad

Hoy, Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, podemos aprovechar para reflexionar sobre el nivel de ruido que tiene nuestra comunidad de vecinos. Lo más probable es que el índice sea alto y nos moleste. Pero podemos arreglarlo. Aquí te decimos cómo.

Según el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid), el 35% de las quejas vecinales tienen su origen en los ruidos, bien causados por vecinos que no respetan el descanso de los demás (20%), por el deficiente aislamiento acústico que tienen las viviendas (10%) o, finalmente, debido a instalaciones en estado defectuoso (5%).

Ruido

Cómo podemos acabar con el ruido


1.- Baja calidad acústica del hogar: el 10% del ruido que sufrimos podría solucionarse si arreglamos el aislamiento acústico de nuestras casas.

2.- Instalaciones en estado defectuoso: el 5% de las molestias por ruido generadas por ascensores, aparatos de aire acondicionado o desagües en mal estado se solucionaría con un buen servicio de mantenimiento.

3.- Convivencia con los vecinos: el 20% de las quejas por ruido en una comunidad de vecinos se refieren a la pertubación de la paz generada por los propios vecinos por el ruido que hacen en sus casas. El respeto del descanso del otro y el cumplimiento de la normativa vigente podría acabar con este problema.

En situaciones de molestias o ruido provocado por los vecinos Ángel Ignacio Mateo, secretario del CAFMadrid, recomienda al propietario que sufre el ruido de su vecino que “acuda a la vía del diálogo e intente solventar el problema”. Y si no se soluciona “tendrá que dirigirse al presidente de la comunidad para requerir al propietario u ocupante que cese de la actividad molesta”, como establece el artículo 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal.


Silencio

Seis pasos para enfrentarse al ruido


Con estas premisas, CAFMadrid recomienda estos Seis Pasos para para enfrentarse a situaciones que pueden llegar a crispar la vida en comunidad a consecuencia del ruido en el interior de las viviendas.

1. Si va a realizar obras en su vivienda, tenga en cuenta que los niveles de ruido permitidos están regulados en las ordenanzas de protección del medio ambiente urbano del municipio donde radique la finca.

Por ejemplo, en Madrid capital rige la Ordenanza de Protección de la Atmósfera contra la Contaminación por Formas de Energía, que prohíbe las obras en el interior de las viviendas desde las 21 horas hasta las 8 horas, en días laborables, y desde las 21 horas hasta las 9,30 horas los sábados, domingos y festivos.

2. No permita que los animales a su cargo perturben el descanso de sus vecinos.

Dado que la Ley de Propiedad Horizontal, que es la norma que regula la convivencia en las comunidades de propietarios, no dice nada al respecto, es importante consultar la normativa de tenencia de animales existente en el municipio donde se encuentra su inmueble. Esta norma generalmente establece los horarios de permanencia de animales en terrazas o patios y limita el número de animales por vivienda. Si el propietario incumple esta normativa, pueden denunciarse los hechos ante el Ayuntamiento.

3. Respete las horas de descanso de sus vecinos, y evite tocar un instrumento musical, usar aparatos electrodomésticos ruidosos (aspiradora, friegaplatos, etc.) o subir el volumen de la radio o televisión a horas intempestivas.

Una vez más, la normativa existente a nivel municipal en materia de protección del medio ambiente urbano determina los índices de ruido permitidos en cada franja horaria y dependiendo de si es una vivienda o un local en el que se desarrolle una actividad.

4. En caso de tener alquilada su vivienda, tenga en cuenta que no residir en el inmueble no le exime de sus obligaciones como propietario.

Los vecinos pueden sentirse perjudicados por el ruido que provoquen sus inquilinos. Si es así, puede ejercitar la acción de resolución de contrato de alquiler por actividades molestas, como así contempla el artículo 27.2 e) de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Para ello, en el contrato de arrendamiento debe incluirse una cláusula que haga referencia a este tipo de situaciones.

A este respecto, dice la Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 7.2 que ni el propietario ni el ocupante del piso pueden desarrollar en él actividades molestas, por lo que se aconseja a los propietarios afectados que acudan al presidente de la comunidad para que de forma fehaciente inste al dueño de la vivienda y a los inquilinos en el cese de los ruidos.

5. Si detecta ruidos o vibraciones inferidos por las instalaciones del edificio, tales como el ascensor, aparatos de aire acondicionado o puertas de garaje, póngase en contacto con el presidente o administrador de fincas para solventar este problema.

La Ley de Propiedad Horizontal es clara: la comunidad está obligada a la realización de las obras necesarias para el adecuado sostenimiento y conservación del inmueble y de sus servicios.

En consecuencia, el presidente o administrador deberá ponerse en contacto con la empresa mantenedora para arreglar los daños en las instalaciones o, en su caso, con la constructora si los ruidos tienen su procedencia en patologías o defectos de la construcción y no ha transcurrido el plazo de reclamación.

6. Apelar al sentido común para hacer frente a los ruidos molestos. La caída de objetos, pasos repetitivos con zapatos en suelo de tarima de madera o el corrimiento de muebles provoca molestias al vecino del piso de abajo. Póngase en su posición y actúe en consecuencia.

Casos prácticos sobre cómo enfrentarse al ruido en una comunidad de propietarios


Caso 1: ¿Qué puedo hacer si el vecino de arriba toca el piano a diferentes horas del día? ¿Existe alguna normativa que regule los horarios y la intensidad del ruido?

Caso 2: En mi comunidad hay perros que están todo el día ladrando en la terraza. ¿Qué podemos hacer?

Caso 3: Los inquilinos de una de las viviendas organizan fiestas multitudinarias hasta altas horas de la madrugada. Estamos cansados de llamar a la Policía, ¿qué más puede hacer la comunidad?

Caso 4: El ascensor de nuestro edificio, que es de nueva construcción, genera un ruido insoportable para los vecinos de los áticos, ¿se puede solucionar?

Respuestas: Cómo enfrentarse al ruido en tu comunidad de vecinos

¿Y si hay un vecino ruidoso que no dialoga ni atiende a los otros vecinos cuando quieren indicarle que debe respetar las normas de convivencia?


¿Qué pasos se ha de seguir para lidiar con ese vecino? Respuesta: Cómo ganar la batalla al ruido en una comunidad de propietarios

Wednesday, 23 April 2014

En qué se fijan los inversores cuando compran pisos

Inversor compra pisoCuando un inversor va a comprar un piso, ¿qué le preocupa? ¿en qué se fija antes de sacar la cartera? La Asociación Española de Empresas de Consultoría Inmobiliaria (ACI) nos lo cuenta. Toma nota.

1.- Legislación y fiscalidad: Las reglas del juego deben ser claras

Un inversor internacional siempre pide a su asesor que le diga cómo está la legislación y los impuestos del país donde va a comprar inmuebles. Les gusta que el sistema jurídico sea “flexible” y se adapte a la “la coyuntura económica y social de cada momento”.

Es clave que las reglas del juego sean claras, según apunta la ACI en su informe: “Estas ‘reglas’ juegan un papel fundamental a la hora de calcular sus retornos de la inversión, y sobre todo si tienen que ver con la fiscalidad aplicable. Un país en el que se cambian continuamente las leyes puede volverse poco atractivo de cara a los inversores extranjeros, ya que se sienten en una posición de absoluta indefensión frente a los cambios que se realicen respecto a una determinada materia.

Hace no muchos meses, en España se vivió una situación similar con la publicación de los Decretos sobre las provisiones que debían llevar a cabo los bancos en relación a su exposición inmobiliaria. A finales de 2012, se publicaron los Reales Decretos Ley 2/2012 y 18/2012, de enero y mayo del mismo año respectivamente (llamados coloquialmente Decretos Guindos I y II). El problema es que ambos se publicaron con apenas cinco meses de diferencia y regulando la misma materia pero siendo el segundo más restrictivo que el primero. La situación se agravó cuando desde las administraciones públicas, y por sugerencia de la Troika, no se cerró la puerta a un posible tercer decreto que endureciera las medidas propuestas por sus predecesores.

Hay que ofrecer seguridad jurídica porque si no la hay, los inversores extranjeros desconfiarán. La inseguridad jurídica puede generar una “espantada de inversores que ya han cerrado inversiones y ven modificada una determinada tarifa o tasa de ‘un plumazo’; hecho que quedó patente en el sector de las energías renovables.”

La fiscalidad es igualmente importante. “Un determinado marco fiscal puede hacer inviable, desde un punto de vista financiero, una inversión al gravar en exceso un determinado hecho imponible; y lo contrario, un beneficio fiscal puede generar un gran interés por un sector de la actividad que se quiera potenciar desde las administraciones públicas. Por ello, IVA, ITP, IAJD o la plusvalía municipal, por citar algunos, son impuestos y tasas que tienen un fuerte impacto en una inversión y que deben de estar perfectamente claros desde una perspectiva legal y sin visos de cambios sustanciales a corto plazo.”

2.- Precio – Retorno = cuanto mayor sea el retorno en la inversión, más apetecible será el piso

El retorno en la inversión está determinado por el perfil del inversor y también está directamente relacionado con el riesgo que se asume al llevar a cabo una inversión. “El binomio riesgo/rentabilidad es el que va a condicionar todas las inversiones siguiendo la regla de oro de: a mayor riesgo de la inversión, un inversor exigirá una mayor rentabilidad”.

A grandes rasgos, en el sector inmobiliario hay dos tipos de inversiones:

A.- Las inversiones que buscan una rentabilidad por el flujo de ingresos que genera el activo en cuestión.

- Yield: si se mide de forma estática.

- Tasa Interna de Retorno (TIR): si se analiza un periodo de tiempo concreto.

B.- Inversiones que se centran más en la potencial apreciación de un activo

Comprar a un precio determinado para vender a un precio superior a posteriori.

“En momentos de mercado como el actual sería fácil combinar los dos ángulos, ya que los precios de los activos han sufrido grandes ajustes respecto a los valores máximos históricos por lo que, además de obtener una rentabilidad, es muy probable que en el momento de la venta el activo se revalorice y se pueda vender a un precio superior al de compra.”

Inversor compra casa

3.- Financiación: Más Crédito = Más fiebre inversora

Cuanto mayor sea la disponibilidad de crédito mayor será el apetito inversor.

“En las operaciones en las que se financia parte del precio de compra con deuda (apalancamiento), la rentabilidad/retorno obtenido es mucho mayor dado que los recursos propios que tiene que destinar el inversor son menores.

Uno de los factores que ha hecho que durante los últimos años el volumen de inversión inmobiliaria haya descendido drásticamente es la escasez de crédito disponible y su alto precio en caso de poder ser obtenido.”

4.- Situación arrendaticia: Si el inmueble está alquilado, el inversor quiere conocer cuáles son las condiciones del alquiler.

Si el inmueble en que está interesado el inversor está alquilado, analizará en profundidad el contrato de alquiler para comprobar esto:

A.- Duración del contrato: cuánto es el periodo de obligado cumplimiento para el casero y las prórrogas del alquiler.

B.- Nivel de renta: cuánto paga el inquilino, si está por encima o por debajo del precio medio del mercado, si tiene estructuras de renta escalonada, bonificaciones o carencias en el pago de la renta, renta variable asociada a ventas …

C.- Renta Neta vs. Renta Bruta: Qué porcentaje de renta se “pierde”, es decir, qué gastos tiene obligación de pagar el propietario y cuáles el inquilino. Los inversores valoran especialmente los contratos en los que los gastos son sufragados por los inquilinos en su totalidad y por tanto la renta bruta se iguala a la renta neta (contratos triple neto).

D.- Obligaciones y Derechos: a qué está sujeto el propietario con el inquilino (derechos de tanteo y retracto, derechos de cesión y subarriendo, obras del inmueble …)

Tuesday, 15 April 2014

Cómo viven los españoles

El 30,5% de los hogares españoles está formado por parejas, seguidos muy de cerca por las personas que viven solas (24,2%). Todo según la Encuesta Continua de Hogares 2013 del Instituto Nacional de Estadística (INE) que refleja cómo viven los españoles.

Hogares en España

Encuesta Continua de Hogares – 2013 – Fuente: INE


Los hogares formados por parejas son los más numerosos

En 2013 había 10,3 millones formados exclusivamente por parejas, de derecho o de hecho, con o sin hijos. Pero eso no es todo, si a estos diez millones sumamos otros tipos de hogar (pareja + otros), son 11,5 millones de hogares en los que residen, al menos, una pareja.

Respecto a los hijos: hay 3,94 millones de parejas sin hijos, 2,98 millones de parejas con un hijo y 2,80 millones de parejas con dos hijos.

Por su parte, el número de parejas que viven con tres o más hijos es inferior a 590.000, lo que representa el 3,2% del total de hogares.

El 86% de las parejas están casadas

El 86,3% del total de las parejas están casadas y un 99,3% son heterosexuales. Entre las parejas homosexuales (0,7%) un 56,0% están formadas por hombres y un 44,0% por mujeres.

En el 86% de los casos los dos miembros de la pareja tienen nacionalidad española. Las parejas de extranjeros suponen el 8,2% del total y las formadas por una persona española y otra extranjera, el 5,8%.

Un 24% de la población vive sola

En España hay 4.412.000 personas que viven solas, un 5,2% más que en 2011. Un 49,9% son personas de 65 o más años y un 72,5% de ellas son mujeres.

Si nos fijamos en las personas menores de 65 años que viven solas, la proporción varía. La mayoría (59,7%) son hombres.

En el 58,7% de los hogares en los que vive un hombre solo, éste está soltero. Por su parte, en los hogares en los que vive una mujer sola el estado civil más frecuente es el de viuda (48,4%).

Hogares en España

Encuesta Continua de Hogares – 2013 – Fuente: INE



En casa con los padres

Una de cada tres personas de entre 25 y 34 años todavía no se ha independizado. Lo más frecuente es que vivan con sus dos padres o con alguno de ellos (32,8%), en pareja con hijos (28,2%) y en pareja sin hijos (19,2%).

La emancipación es mucho menor entre los más jóvenes. Así uno de cada dos jóvenes entre 25 y 29 años sigue viviendo con sus padres (el 48,5%), frente a uno de cada cinco (el
20,5%) de las personas de 30 a 34 años.

Hogares en España

Encuesta Continua de Hogares – 2013 – Fuente: INE

Tuesday, 8 April 2014

Renta 2013: Cómo desgravar por tu vivienda habitual

Los que compraron vivienda habitual a partir del 1 de enero de 2013 ya no podrán desgravar esa inversión en su declaración de la Renta 2013. Aunque los que lo hicieron antes sí que mantienen ese derecho. Si el inmueble está en el País Vasco o Navarra sí que podrán aplicar esa deducción los que compraron o iniciaron la construcción de su vivienda después del 1 de enero de 2013 porque estas autonomías tienen su propio IRPF.

Además, los contribuyentes que hayan satisfecho cantidades antes del 1 de enero de 2013 para ampliar la superficie habitable de la vivienda habitual o llevar a cabo obras para su rehabilitación o adaptación para las personas con discapacidad, pueden continuar deduciendo los importes pagados este año, siempre que las citadas obras estén terminadas antes del 1 de enero de 2017. La desgravación ascenderá al 15% del importe invertido con un límite de inversión anual de 9.040 euros para ampliación y rehabilitación, mientras que la deducción para obras de adaptación de personas con discapacidad es del 20% (un 25% en Cataluña), con un límite de 12.080 euros.

VIDEO EXPLICATIVO


QUIÉN Y CÓMO SE PUEDE APLICAR LA DEDUCCIÓN POR INVERSIÓN EN VIVIENDA HABITUAL

1.- Quién puede aplicarse la deducción

A partir del 1 de enero de 2013 sólo tendrán derecho a aplicar la deducción por inversión en vivienda habitual por las cantidades satisfechas en el período de que se trate los siguientes contribuyentes:

a) Los contribuyentes que hubieran adquirido su vivienda habitual o satisfecho cantidades para la construcción de la misma con anterioridad a 1 de enero de 2013.

b) Los contribuyentes que hubieran satisfecho cantidades con anterioridad a 1 de enero de 2013 por obras de rehabilitación o ampliación de la vivienda habitual, siempre que las citadas obras estén terminadas antes de 1 de enero de 2017.

c) Los contribuyentes que hubieran satisfecho cantidades para la realización de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual de las personas con discapacidad con anterioridad a 1 de enero de 2013, siempre y cuando las citadas obras o instalaciones estén concluidas antes de 1 de enero de 2017.

En todo caso, para poder aplicar el régimen transitorio de deducción se exige que los contribuyentes hayan practicado la deducción por dicha vivienda en 2012 o en años anteriores, salvo que no la hayan podido practicar todavía porque el importe invertido en la misma no haya superado las cantidades invertidas en viviendas anteriores, en la medida que hubiesen sido objeto de deducción y, en su caso, el importe de ganancias patrimoniales exentas por reinversión.

Excepción: cuentas vivienda

A diferencia de lo que sucede en los casos de adquisición, construcción, rehabilitación o ampliación de vivienda habitual quedan fuera de los beneficios que otorga el régimen transitorio los contribuyentes que, con anterioridad a 1 de enero de 2013, hubieran depositado cantidades en cuentas vivienda destinadas a la primera adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual.

En consecuencia, dichos contribuyentes no podrán aplicarse deducción alguna por las aportaciones que realicen en sus cuentas vivienda a partir de dicha fecha.

2.- Cómo se aplica la deducción

La disposición transitoria decimoctava de la Ley de IRPF mantiene, para los contribuyentes que tengan derecho al régimen transitorio, la aplicación de la regulación contenida en los artículos 67.1, 68.1, 70.1, 77.1, y 78 de la Ley del IRPF en su redacción en vigor a 31 de diciembre de 2012, sin perjuicio de los porcentajes de deducción que conforme a lo dispuesto en la Ley 22/2009 hayan sido aprobados por la Comunidad Autónoma.

Asimismo, la nueva disposición transitoria duodécima del Reglamento del IRPF prevé para los contribuyentes que tengan derecho al régimen transitorio de la deducción por inversión en vivienda habitual la aplicación de lo dispuesto en su capítulo I del Título IV, en la redacción en vigor a 31 de diciembre de 2012.

3.- Obligación de presentar declaración

Los contribuyentes que deseen ejercer el derecho a la deducción por inversión en vivienda habitual del régimen transitorio estarán obligados, en todo caso, a presentar declaración por el IRPF.

4.- Modalidades de la deducción

La disposición transitoria decimoctava de la Ley de IRPF mantiene tres de las cuatro moda- lidades de deducción por inversión en vivienda que hasta 2012 regulaba el artículo 68.1 de la citada Ley, que son:

1. Adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual.

2. Construcción o ampliación de la vivienda habitual.

3. Obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual del contribuyente por razón de discapacidad.

4.- Bases máximas de inversiones deducibles

a) Inversiones en adquisición, rehabilitación, construcción o ampliación de la vivienda habitual: 9.040 euros anuales.

Este límite será único para el conjunto de los conceptos de inversión reseñados y se aplicará en idéntica cuantía en tributación conjunta.

b) Cantidades destinadas a la realización de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual del contribuyente por razón de discapacidad: 12.080 euros anuales.

Este límite se aplicará en idéntica cuantía en tributación conjunta.

En ambos casos, el eventual exceso de las cantidades invertidas sobre dichos importes no puede trasladarse a ejercicios futuros.

Este último límite es independiente del límite de 9.040 euros establecido para los restantes conceptos deducibles por inversión en vivienda habitual.

En consecuencia, si concurriera el derecho a deducción por cantidades destinadas a la realización de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual del contribuyente por razones de discapacidad con el derecho a deducción por inversión en vivienda habitual, las cantidades invertidas en adquisición darían derecho a deducción hasta la cuantía máxima de 9.040 euros y las empleadas en obras e instalaciones de adecuación darían derecho, a su vez, a deducción hasta la cuantía máxima de 12.080 euros.

EJEMPLO PRÁCTICO

Renta 2013 - Inversión en Vivienda HabitualRenta 2013 - Deducción por Inversión en Vivienda Habitual

QUIÉN Y CÓMO SE PUEDE APLICAR LA DEDUCCIÓN POR ADQUISICIÓN O REHABILITACIÓN DE LA VIVIENDA HABITUAL

1.- Quiénes tienen derecho a esta deducción a partir de 1 de enero de 2013.

Tendrán derecho a aplicar el régimen de deducción por inversión en vivienda habitual por las cantidades satisfechas en el ejercicio 2013, los contribuyentes que cumplan los siguientes requisitos:

a) Si se trata de adquisición de vivienda habitual, cuando la vivienda se haya adquirido jurídicamente con anterioridad a 1 de enero de 2013.

b) Si se trata de obras de rehabilitación de la vivienda habitual, cuando se hayan satisfecho cantidades por tal concepto con anterioridad a 1 de enero de 2013, siempre que además las obras estén terminadas antes de 1 de enero de 2017.

Si se incumple este plazo, deberán regularizarse las deducciones practicadas.

En todo caso, es necesario que el contribuyente haya practicado la deducción por inversión en vivienda habitual en relación con las cantidades satisfechas para la adquisición o rehabilitación de dicha vivienda en un período impositivo devengado con anterioridad a 1 de enero de 2013, salvo que no hubiera podido aplicarse por haber deducido por otra vivienda anterior.

2.- Concepto de adquisición de vivienda

Se entiende por adquisición de vivienda habitual, a efectos de la deducción, la adquisición en sentido jurídico del derecho de propiedad o pleno dominio de la misma, aunque éste sea compartido, siendo indiferente el negocio jurídico que la origine. Así, la adquisición podrá efectuarse por compraventa, permuta, herencia, legado o donación. Se excluye, pues, del concepto de adquisición válido para la aplicación de la deducción, la adquisición de la nuda propiedad, usufructo u otros derechos reales de goce o disfrute sobre la vivienda habitual.

La deducción por adquisición de vivienda habitual sólo podrá aplicarse si con anterioridad al 1 de enero de 2013 se hubiera adquirido jurídicamente la propiedad de la misma. Es decir, si con anterioridad a dicha fecha concurren el contrato (título) y la tradición o entrega de la vivienda (modo).

Een los supuestos de nulidad matrimonial, divorcio o separación judicial, el contribuyente podrá seguir practicando esta deducción por las cantidades satisfechas en el período impositivo para la adquisición de la que fue durante la vigencia del matrimonio su vivienda habitual, siempre que continúe teniendo esta condición para los hijos comunes y el progenitor en cuya compañía queden.

También podrá practicar deducción por las cantidades satisfechas, en su caso, para la adquisición de la vivienda que constituya o vaya a constituir su vivienda habitual, con el límite conjunto de 9.040 euros anuales.

3.- Concepto de rehabilitación de vivienda

A efectos de esta modalidad de deducción, se considera rehabilitación de vivienda habitual las obras realizadas en la misma que cumplan cualquiera de los siguientes requisitos:

a) Que las obras hayan sido calificadas o declaradas como actuación protegida en materia de rehabilitación de viviendas, en los términos previstos en el Real Decreto 1186/1998, de 12 de junio, sobre medidas de financiación de actuaciones protegidas en materia de vivienda y suelo del Plan 1998-2001 (BOE del 26); en el Real Decreto 1/2002, de 11 de enero, sobre medidas de financiación de actuaciones protegidas en materia de vivienda y suelo del Plan 2001-2005 (BOE del 12); en el Real Decreto 801/2005, de 1 de julio, por el que se aprueba el Plan Estatal 2005-2008, para favorecer el acceso de los ciudadanos a la vivienda, o en el Real Decreto 2066/2008, de 12 de diciembre, por el que se regula el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 (BOE del 24).

b) Que las obras tengan por objeto principal la reconstrucción de la vivienda mediante la consolidación y el tratamiento de las estructuras, fachadas o cubiertas y otras análogas, siempre que el coste global de las operaciones de rehabilitación exceda del 25 por 100 del precio de adquisición si se hubiese efectuado la adquisición durante los dos años inmediatamente anteriores al inicio de las obras de rehabilitación o, en otro caso, del valor de mercado que tuviera la vivienda en el momento de dicho inicio. A estos efectos, se descontará del precio de ad- quisición o del valor de mercado de la vivienda la parte proporcional correspondiente al suelo.

4.- Conceptos que no dan derecho a deducción

A efectos de la deducción, en ningún caso tienen la consideración de inversión en vivienda habitual los siguientes conceptos:

a) Los gastos de conservación y reparación efectuados regularmente con la finalidad de mantener el uso normal de los bienes materiales, como el pintado, revoco o arreglo de instalaciones y similares.

b) Los gastos de sustitución de elementos tales como instalaciones de calefacción, ascensor, puertas de seguridad y otros.

c) Las mejoras.

d) Las plazas de garaje adquiridas conjuntamente con la vivienda que excedan de dos.

e) La adquisición de plazas de garaje, jardines, parques, piscinas e instalaciones deportivas y, en general, los anexos o cualquier otro elemento que no constituya vivienda propiamente dicha, siempre que se adquieran independientemente de ésta.

5.- Cantidades satisfechas en el ejercicio con derecho a deducción

Regla general

Con sujeción al límite de 9.040 euros, establecido con carácter general, la base de la deducción está constituida por el importe satisfecho por el contribuyente en el ejercicio para la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual, incluidos los gastos y tributos originados por la adquisición que hayan corrido a cargo del adquirente.

Cuando la adquisición o rehabilitación se realicen con financiación ajena, las cantidades fi- nanciadas se entienden invertidas a medida que se vayan amortizando los préstamos obtenidos.

En estos supuestos, formarán parte de la base de la deducción tanto la amortización del capital como los intereses y demás gastos derivados de dicha financiación. Dentro de estos últimos pueden citarse, entre otros, los siguientes:

- El coste de los instrumentos de cobertura del riesgo de tipo de interés de los préstamos hipotecarios regulados en el artículo decimonoveno de la Ley 36/2003, de 11 de noviembre, de medidas de reforma económica (BOE del 12). En el caso de aplicación de los citados instrumentos de cobertura, los intereses satisfechos por el contribuyente se minorarán en las cantidades obtenidas por la aplicación del citado instrumento.

- Las primas de los contratos de seguro de vida y de incendios, siempre que estén incluidos en las condiciones de los préstamos hipotecarios obtenidos para la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual.

También forman parte de la base de la deducción, con independencia de la utilización o no de financiación ajena, los gastos y tributos originados por la adquisición que hayan corrido a cargo del adquirente, tales como Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, IVA, gastos de notaría y registro, gastos de agencia, etc.

Reglas especiales

Además de la regla general anteriormente comentada, para determinar la base de la deducción, es decir, las cantidades invertidas con derecho a deducción, deben tenerse en cuenta las siguientes reglas especiales:

- Cuando se adquiera una vivienda habitual habiendo disfrutado de la deducción por adquisición de otras viviendas habituales anteriores, no se podrán practicar deducciones por la adquisición o rehabilitación de la nueva vivienda hasta que el importe invertido en ella exceda de las cantidades invertidas en las anteriores que hubieran gozado de deducción.

- Cuando la transmisión de la vivienda habitual hubiera generado una ganancia patri- monial exenta por reinversión (1), la base de deducción por adquisición o rehabilitación de la nueva vivienda habitual se minorará en el importe de la ganancia patrimonial exenta, no pudiéndose practicar deducciones hasta que el importe invertido supere la suma del precio de adquisición de las viviendas anteriores, en la medida en que hubiera gozado de deducción, más la ganancia patrimonial exenta en la anterior.

De igual modo, cuando la transmisión de la vivienda habitual hubiera generado una ga- nancia patrimonial parcialmente no sujeta por aplicación de la disposición transitoria no- vena de la Ley del Impuesto (por ser la fecha de adquisición anterior a 31 de diciembre de 1994) (2), la deducción por adquisición de la nueva vivienda no podrá comenzar hasta que el importe invertido en la misma no supere las cantidades invertidas en las anteriores viviendas habituales, en la medida en que hubieran gozado de deducción, más la ganancia patrimonial que resulte exenta por reinversión.

6.- Porcentajes de deducción

Los porcentajes de deducción aplicables en la adquisición o rehabilitación de la vivienda ha- bitual son los que se indican en el cuadro siguiente:

Renta 2013 - Deducción por compra vivienda habitualRenta 2013 - Deducción por compra de Vivienda Habitual

QUIÉN Y CÓMO SE PUEDE APLICAR LA DEDUCCIÓN POR CONSTRUCCIÓN O AMPLIACIÓN DE LA VIVIENDA HABITUAL

1.- Quiénes tienen derecho a esta deducción a partir de 1 de enero de 2013.

Tendrán derecho a aplicar el régimen de deducción por inversión en vivienda habitual por las cantidades satisfechas en el ejercicio 2013, los contribuyentes que cumplan los siguientes requisitos:

a) En el caso de construcción de vivienda habitual, cuando el contribuyente hubiera satisfe- cho cantidades con anterioridad a 1 de enero de 2013 y hubiese practicado por ello la deducción, salvo que hubiera sido de aplicación lo dispuesto en el artículo 68.1.2o de la Ley en su redacción vigente a 31 de diciembre de 2012.

No es necesario que las obras se hayan iniciado antes de esa fecha bastando con que se haya realizado algún desembolso con esta finalidad.

La aplicación del régimen transitorio no finaliza con la terminación de las obras sino que continúa respecto de las cantidades que siga satisfaciendo el contribuyente una vez construida por la adquisición de la misma, siempre y cuando se cumplan los re- quisitos de terminación en plazo, ocupación y residencia efectiva y permanente.

b) En el caso de ampliación de la vivienda habitual, cuando se hayan satisfecho cantidades por tal concepto con anterioridad a 1 de enero de 2013, siempre que además las obras estén terminadas antes de 1 de enero de 2017.

Si se incumple este plazo, deberán regularizarse las deducciones practicadas.

2.- Concepto de construcción de vivienda habitual

A efectos de la deducción, se considera construcción de vivienda habitual cuando el contri- buyente satisfaga directamente los gastos derivados de la ejecución de las obras, o entregue cantidades a cuenta al promotor de las mismas, siempre que finalicen en un plazo no superior a cuatro años desde el inicio de la inversión.

Para el cómputo del plazo de cuatro años ha de tenerse en cuenta:

A.- Fecha de inicio de la inversión. El cómputo se iniciará a partir de la fecha en la que se satisface la primera cantidad por la que se practica la deducción por inversión en vivienda habitual o, en su caso, por cualquier importe que el contribuyente entregue procedente del saldo de la cuenta vivienda abierta por él mismo.

B.- Fecha de finalización de las obras:
- En los supuestos de autopromoción o autoconstrucción, la fecha de finalización de- berá poder acreditarse por cualquier medio de prueba válido en derecho, cuya valoración corresponde efectuar a los órganos de gestión e inspección de la Administración tributaria. En ausencia de prueba se tomará la fecha de la escritura de declaración de obra nueva.
- En caso de pagos al promotor, la fecha de finalización será la de la adquisición jurídica de la vivienda, es decir, cuando, suscrito el contrato de compraventa, se realice la tradición o entrega de la cosa vendida, sin que sea suficiente el hecho de la terminación de la vivienda.

Si las obras no fueran terminadas en el plazo de cuatro años, se perderá el derecho a las deducciones practicadas por la construcción y se deberá proceder a regularizar la situación.

No obstante lo anterior, el plazo de cuatro años puede verse ampliado, sin perder el derecho a las deducciones, en las siguientes situaciones:

a) Situación de concurso del promotor de las obras. En estos casos, el plazo queda ampliado automáticamente en otros cuatro años, siempre que el contribuyente que esté obligado a presentar declaración por el IRPF, en el período impositivo en que se hubiese incumplido el plazo inicial, acompañe a la misma tanto los justificantes que acrediten sus inversiones en vivienda como cualquier documento justificativo de haberse producido la referida situación.

b) Cuando se produzcan otras circunstancias excepcionales no imputables al contribuyente, distintas de la anterior, que supongan paralización de las obras.

En estos supuestos, el contribuyente puede solicitar de la Administración tributaria la ampliación del plazo. La solicitud deberá presentarse en la Delegación o Administración de la Agencia Estatal de Administración Tributaria correspondiente a su domicilio fiscal, durante los treinta días siguientes a la fecha del incumplimiento del plazo.

En la solicitud deberán figurar tanto los motivos que han provocado el incumplimiento del plazo como el período de tiempo que se considera necesario para finalizar las obras de construcción, el cual no podrá ser superior a cuatro años.

A la vista de la solicitud presentada y de la documentación aportada, el titular de la Administración o Delegación de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria decidirá tanto sobre la procedencia de la ampliación solicitada como con respecto al plazo de ampliación, que no tendrá que ajustarse necesariamente al solicitado por el contribuyente. La ampliación concedida comenzará a contarse a partir del día inmediato siguiente a aquel en que se produjo el incumplimiento.

Las solicitudes de ampliación del plazo que no sean resueltas expresamente en el plazo de tres meses, podrán entenderse desestimadas.

Para que la vivienda tenga la consideración de habitual debe ser ocupada por el contribuyente en el plazo máximo de doce meses desde la terminación de las obras, salvo que lo impida alguna de las circunstancias excepcionales comentadas anteriormen- te en el epígrafe “Concepto de vivienda habitual”, página 462 de este mismo Capítulo.
3.- Concepto de ampliación de vivienda habitual

Se entiende por ampliación de vivienda habitual el aumento de su superficie habitable, producido mediante cerramiento de parte descubierta o por cualquier otro medio, de forma permanente y durante todas las épocas del año. Así, dentro de este concepto se entiende comprendida tanto la adquisición de una vivienda contigua como de una vivienda situada en un nivel inmediatamente superior o inferior, con el fin de unirla a la vivienda habitual y aumentar de esta forma la superficie habitable de la misma.

4.- Conceptos que no dan derecho a deducción

En ningún caso generan derecho a deducción por construcción o ampliación de la vivienda habitual los siguientes conceptos:

a) Los gastos de conservación y reparación efectuados regularmente con la finalidad de mantener el uso normal de los bienes materiales, como el pintado, revoco o arreglo de instalaciones y similares.

b) Los gastos de sustitución de elementos tales como instalaciones de calefacción, ascensor, puertas de seguridad y otros.

c) Las mejoras.

d) Las plazas de garaje adquiridas conjuntamente con la vivienda que excedan de dos.

e) La adquisición de plazas de garaje, jardines, parques, piscinas e instalaciones deportivas y, en general, los anexos o cualquier otro elemento que no constituya vivienda propiamente dicha, siempre que se adquieran independientemente de ésta.

5.- Cantidades satisfechas con derecho a deducción

Con sujeción al límite de 9.040 euros, establecido con carácter general, la base de la de- ducción está constituida por las cantidades satisfechas en el ejercicio, incluidos los gastos originados que hayan corrido a cargo del contribuyente y, en el caso de financiación ajena, la amortización, los intereses y demás gastos derivados de la misma. Pueden citarse, entre otros, los siguientes: honorarios de arquitecto y aparejador, licencia de obras, declaración de obra nueva, gastos de notaría y registro, Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, IVA, etc.
Todo ello, sin perjuicio del resultado que arroje la comprobación de la situación patrimonial del contribuyente, en los términos anteriormente comentados.

6.- Porcentajes de deducción

Los porcentajes de deducción aplicables en la construcción o ampliación de la vivienda habi- tual son los que se indican en el cuadro siguiente:
Renta 2013- Deducción por construcción o ampliación vivienda habitualRenta 2013- Deducción por construcción o ampliación vivienda habitual

QUIÉN Y CÓMO SE PUEDE APLICAR LA DEDUCCIÓN POR OBRAS E INSTALACIONES DE ADECUACIÓN DE LA VIVIENDA HABITUAL POR RAZONES DE DISCAPACIDAD

1.- Quiénes tienen derecho a esta deducción a partir de 1 de enero de 2013

Tendrán derecho a aplicar el régimen transitorio de deducción por inversión en vivienda ha- bitual los contribuyentes que hubieran satisfecho cantidades para la realización de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual de las personas con discapacidad con anterioridad a 1 de enero de 2013, siempre y cuando las citadas obras o instalaciones estén concluidas antes de 1 de enero de 2017.

2.- Concepto de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual

A efectos de la deducción, tienen la consideración de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual las siguientes:

a) Las obras que impliquen una reforma del interior de la vivienda.

b) Las obras de modificación de elementos comunes del edificio que sirvan de paso necesario entre la vía pública y la finca urbana, tales como escaleras, ascensores, pasillos, portales o cualquier otro elemento arquitectónico.

c) Las obras necesarias para la aplicación de dispositivos electrónicos que sirvan para supe- rar barreras de comunicación sensorial o de promoción de la seguridad.

3.- Acreditación de la necesidad de las obras e instalaciones

Las obras e instalaciones de adecuación deberán ser calificadas como necesarias para la accesibilidad y comunicación sensorial que facilite el desenvolvimiento digno y adecuado de la persona con discapacidad, mediante certificado o resolución expedido por el IMSERSO u órgano competente de las Comunidades Autónomas en materia de valoración de discapacidades basándose en el dictamen emitido por los Equipos de Valoración y Orientación dependientes de la misma.

4.- Requisitos subjetivos de la deducción

Los requisitos subjetivos que deben cumplirse para aplicar esta deducción son los siguientes:

1o Que la persona con discapacidad sea el propio contribuyente o su cónyuge o un pariente, en línea directa o colateral, consanguínea o por afinidad, hasta el tercer grado inclusive, que con- viva con él.

2o Que la vivienda esté ocupada por cualquiera de las personas a que se refiere el párrafo anterior a título de propietario, arrendatario, subarrendatario o usufructuario.

5.- Contribuyentes con derecho a deducción

Pueden aplicar la presente deducción los siguientes contribuyentes:

a) Cualquiera de las personas relacionadas en el punto 1o anterior.

b) Los contribuyentes que sean copropietarios del inmueble en el que residan las personas con discapacidad y en el que se realicen las obras de modificación de los elementos comunes del edificio que sirvan de paso necesario entre la finca urbana y la vía pública, tales como escaleras, ascensores, pasillos, portales o cualquiera otro elemento arquitectónico, así como las necesarias para la aplicación de dispositivos electrónicos que sirvan para superar las barreras de comunicación sensorial o de promoción de su seguridad.

6.- Cantidades invertidas con derecho a deducción

La base de la deducción está constituida por el importe satisfecho en el ejercicio por el contribuyente (tanto la propia persona con discapacidad como, en su caso, los copropietarios del inmueble) en concepto de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda por razones de discapacidad en los términos anteriormente comentados.

7.- Límite de la deducción (inversión máxima deducible)

El importe máximo de la inversión con derecho a esta deducción está establecido en 12.080 euros anuales, sin que el eventual exceso de las cantidades invertidas sobre dicho importe pueda trasladarse a ejercicios futuros.

8.- Porcentajes de deducción

Los porcentajes de deducción aplicables en el presente ejercicio son los que se indican en el siguiente cuadro:

El límite de 12.080 euros anuales por obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual por razones de discapacidad es independiente del límite de 9.040 euros anuales fijado para los demás conceptos deducibles por inversión en vivienda habitual.

Renta 2013: Deducción por Obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual por razones de discapacidadRenta 2013: Deducción por Obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual por razones de discapacidad

Más información: Manual Práctico Renta y Patrimonio 2013

Esta edición electrónica del Manual Práctico Renta y Patrimonio 2013 se cerró el día 1 de abril de 2014 en base a la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y del Impuesto sobre el Patrimonio publicada hasta dicha fecha con efectos para el ejercicio 2013.

Cualquier modificación posterior en las normas de los citados Impuestos aplicables al mencionado ejercicio, deberá ser tenida en cuenta.

País Vasco: Las Instituciones vascas, en virtud de la Legislación vigente (Estatuto de Gernika y Concierto Económico), regulan y recaudan los impuestos en Euskadi. Así, las Juntas Generales de cada Territorio aprueban las normas tributarias mientras que las Diputaciones Forales se encargan de la gestión, liquidación, recaudación e inspección de los tributos.

Navarra: La Hacienda Tributaria de Navarra es un organismo autónomo de carácter administrativo, creado por Decreto Foral 352/1999, de 13 de septiembre, con personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines, que, bajo la superior planificación, dirección y tutela del titular del Departamento de Economía y Hacienda, ejerce, conforme a la legislación vigente, las competencias atribuidas a dicho Departamento en la gestión, inspección y recaudación de los tributos e ingresos de derecho público cuya titularidad corresponde a la Comunidad Foral.

Friday, 4 April 2014

Venden su casa en un mes pese a su mal aspecto

Una pareja de ingleses han logrado vender su casa en solo un mes pese a enseñarla con unas fotos horribles.

La clave para vender bien y rápido un piso es enseñar su cara más bonita, pero estos vendedores parece que le han dado la vuelta a la tortilla. Consiguieron atraer a 14 compradores y al final se la quedó una persona por 114.950 libras (unos 140.000 euros).

El comprador afirma que el valor de la casa, ubicada en Erdington, Birmingham, reflejaba su estado. La pareja de vendedores había dejado la casa antes de Navidad.

Así se anunciaba.

El exterior prometía mucho.

magen de la fachada de la vivienda adosada - Fuente: Metro

Imagen de la fachada de la vivienda adosada – Fuente: Metro



Pero todo cambiaba al ver cómo estaba por dentro.

Imagen de la cocina de la casa adosada - Fuente: Metro

Imagen de la cocina de la casa adosada – Fuente Metro



Imagen del dormitorio de la casa adosada - Fuente: Metro

Imagen del dormitorio de la casa adosada – Fuente: Metro

Wednesday, 2 April 2014

Hay menos ejecuciones hipotecarias

Entrega llaves casaEl número total de ejecuciones hipotecarias iniciadas en 2013 fue de 82.860, un 9,8 % menos que el año anterior. Así lo publica el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y afirma que este descenso se puede deber, entre otras causas, a la publicación de la Ley 1/2013 de medidas para reforzar la protección de deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social.

Todos los trimestres del año pasado presentaron descensos interanuales, que en el caso del último –cuando se iniciaron 24.076 ejecuciones hipotecarias- fue del 1,1 %.

En Cataluña es donde hay más ejecuciones hipotecarias

La cifra más elevada de ejecuciones hipotecarias iniciadas se dio en Cataluña, tanto en todo 2013, donde representaron el 22,2 % del total, como en el cuarto trimestre del año, cuando supusieron el 23,5 %. Tomando los datos anuales, siguen a esta Comunidad las de Andalucía (también el 22,2 %), la Comunidad Valenciana (14 %) y Madrid (10,3 %).

Además, todas las Comunidades Autónomas registraron disminuciones interanuales en el número de ejecuciones hipotecarias, con la excepción de Asturias, que presentó un incremento del 11 %, Castilla y León (5 %), Andalucía (2,3 %) y Galicia (1,9 %).

Más desahucios en pisos alquilados que en pisos comprados

El informe elaborado por la Sección de Estadística del CGPJ recoge también la cifra de lanzamientos practicados por los Juzgados de Primera Instancia y Mixtos, que se empezó a recoger en 2013, por lo que no se puede comparar con la del años anteriores.

Los datos indican que en 2013 se practicaron 67.189 lanzamientos, de los que el 38,4 % derivaba de ejecuciones hipotecarias, el 56,8 % de la Ley de Arrendamientos Urbanos y el 4,8 % de otras causas.

Cataluña fue el territorio con más lanzamientos practicados, el 23,8 % del total, seguido por la Comunidad Valenciana (14,6 %), Andalucía (13,8 %) y Madrid (13 %).

El informe incluye asimismo los lanzamientos solicitados a los servicios comunes de notificaciones y embargos, con la advertencia de que no todos los partidos judiciales disponen de este servicio; de que los lanzamientos afectan a distintos tipos de inmuebles y no solo a viviendas; y de que la solicitud no implica que haya sido ejecutado.

Teniendo en cuenta por tanto que el dato permite medir la evolución, pero no los valores absolutos, en el cuarto trimestre de 2013, los lanzamientos solicitados a los servicios comunes fueron 17.842 –un 13,9 % menos que en el mismo periodo de 2012-, de los que terminaron con cumplimiento positivo 11.085, un 10,8 % menos que en el ejercicio anterior.

Las causas de esta disminución son diversas pero, según el CGPJ, entre ellas puede citarse de nuevo la Ley 1/2013, así como la Ley 4/2013 de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas, que suprime la diligencia de lanzamiento cuando el demandado atiende el requerimiento en cuanto al desalojo sin formular oposición ni pagar la cantidad que se reclama.

Más información
Consejo General del Poder Judicial:
El último trimestre de 2013 registró el primer descenso en el número de concursos en tres años

Wednesday, 26 March 2014

Cómo proteger tu casa de ladrones

EdificioEl número de robos con fuerza en domicilios ha aumentado un 11% en un año (2012-2013) en la Comunidad de Madrid. Son datos del Ministerio del Interior a los que hace referencia el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid) para difundir una serie de consejos para proteger tu casa de los ladrones. Aquí están:

1.- Nunca abra la puerta del portal y la de su vivienda a desconocidos, pues no solamente compromete su propia seguridad sino también la del resto de sus vecinos.

En este sentido, además de los falsos revisores de gas, cada vez son más los falsos comerciales de telefonía móvil o compañías eléctricas que intentan acceder al inmueble. Y no sólo con el firme propósito de estafar sino también para sacar información de los pisos (personas que habitan la vivienda, edad, distribución de las estancias, etc.).

2.- Antes de irse de fin de semana, puente o vacaciones, compruebe que todos los servicios de suministros de agua están cortados. De esta manera evitará problemas que puedan afectar al resto de las viviendas del edificio (filtraciones de agua por dejarse un grifo abierto, por ejemplo).

3.- Al igual que el edificio sigue en pleno rendimiento durante los periodos vacacionales, su vivienda debe dar la impresión de estar habitada.

Para ello, se aconseja utilizar temporizadores de luz como señales aparentes de que el piso está ocupado. Las ventanas deben estar cerradas y las persianas no bajadas en su totalidad, pues puede dar pistas al delincuente sobre actividad en el interior de la vivienda.

4.- Pida a un vecino o al portero o conserje de la finca que recoja, en su ausencia, el correo postal para aparentar que la vivienda está habitada.

5.- Es recomendable cortar el suministro eléctrico, pues pueden producirse fallos por sobretensiones en la red.

No obstante, también es recomendable instalar medidas automáticas (detectores y rociadores) ya que, en caso de un posible incendio, estos aparatos avisan a una central desde donde se encargan de activar el protocolo de actuación. Si bien es cierto que normalmente funcionan con electricidad, también existen detectores a pilas o con alimentación independiente.

6.- Cada vez son más los pisos que se ponen en alquiler, situación que lleva a un desconocimiento generalizado de las personas que habitan la finca. Por ello es fundamental conocer a todos los vecinos.

7.- En urbanizaciones de reciente creación, como son las que se encuentran en el extrarradio de las ciudades, tome referencias del conserje o vigilante 24 horas. También de los operarios que, aprovechando el trasiego de personas, se hacen pasar por empleados de empresas de mudanza para obtener información de las comunidades.

8.- Las comunidades de propietarios que tengan en sus bajos entidades financieras o locales de artículos de lujo deben estar vigilantes a posibles ruidos extraños (taladro o pico), pues uno de los métodos más utilizados por los ladrones es el butrón, realizado a través de los cuartos de limpieza o contadores y salas de calderas del edificio. Los fines de semana, puentes y en horario no comercial es cuando más actúan este tipo de cacos.

9.- Si reside en un piso bajo, primero o ático extreme la seguridad poniendo verjas o rejas en sus ventanas y puertas, pues son las viviendas a las que primero acceden los ladrones por resultarles más fácil la escapatoria.

Rehabilitación Edificio10.- En caso de obras en el edificio, hay que tener en cuentas dos aspectos importantes: si se arregla la fachada utilizando para ello andamios, la comunidad debe tener en cuenta que estos pueden servir de acceso a los delincuentes, por lo que se aconseja poner alarmas o vigilancia.

No hay que olvidar que el método del escalo es uno de los más empleados por los “amigos de lo ajeno”. Asimismo, es recomendable que cualquier operario que acceda a la finca esté acompañado por un responsable de la comunidad. Además de ello, cada comunidad debe tener claro quién es la persona encargada de las llaves de acceso a las salas comunitarias.

11.- Antes de su marcha, deje unas llaves a una persona de confianza del edificio, pues puede ocurrir que en su ausencia se produzca una avería comunitaria, sólo reparable si se accede a la vivienda. También es aconsejable informar al portero, conserje o presidente de la comunidad de un teléfono de contacto.

12.- Realice un inventario descriptivo y fotográfico de todos los objetos de valor o joyas así como de los electrodomésticos (incluir número de serie de fabricación), para en caso de robo facilitar la mayor información a la Policía.

13.- La colaboración de los miembros de la comunidad es fundamental, razón por la cual se aconseja a los vecinos que si ven algo extraño o a personas desconocidas merodeando por la finca den aviso a la Policía, pues aunque se trate de una falsa alarma puede ser una pista fiable para completar otra investigación por parte del resto de unidades operativas.

14.- No divulgue a personas ajenas a su confianza los planes de sus vacaciones; tampoco a través de las redes sociales. Es muy importante vigilar los perfiles que los hijos tienen en dichas redes, pues en ocasiones cuelgan fotos que aportan datos del estatus de sus padres e incluso hacen comentarios de que se encuentran solos.

15.- Si con todo, encuentra la puerta abierta o una ventana de su vivienda rota nunca acceda a la misma. Acuda al piso de un vecino y llame desde allí a la Policía. No toque nada hasta su llegada.

Thursday, 20 March 2014

El por qué de las arras al comprar piso

Pedro Hernández del Olmo, abogado¿Por qué se entregan arras en la compraventa de un piso? No se van a tratar los aspectos teóricos o las razones y fundamentos jurídicos del contrato de arras (quien esté interesado puede encontrar en este enlace). Más bien se examina la razón práctica por la que en determinado casos se hace entrega de una suma de dinero en concepto de arras, quizá planteando la pregunta desde otro punto de vista se verá más claro ¿Por qué se aplaza la operación y no se acude directamente al Notario a firmar la escritura de compraventa?.

Al hilo de esta pregunta y alguna de sus posibles respuestas se intentará asesorar mediante recomendaciones también de índole práctica.

A) Una razón suele ser porque el comprador no tiene preparada la financiación para pagar el precio del piso y por lo tanto el vendedor exige para ‘reservárselo’ una ‘señal’ o arras.

En este supuesto es más que conveniente que en el inexcusable documento que se firme para formalizar esa entrega se haga constar si en el caso de que el comprador no obtenga la financiación en el plazo acordado perderá la totalidad de la cantidad entregada o parte de ella.

No es un perogrullada porque el que no puede comprar considera y aducirá que el incumplimiento es ajeno a su voluntad y la experiencia señala que a veces se entregan arras muy alegremente contando con que el banco va a dar el préstamo necesario y luego no ocurre así.

B) La segunda razón es la contraria, que el vendedor no puede escriturar la compraventa porque, por ejemplo, no tiene tramitada la testamentaría y el piso sigue a nombre de una persona fallecida.

En tal caso el comprador al que se solicitan arras y no tiene problema ninguno para escriturar inmediatamente, con lo cual esas arras ni las necesita ni en nada le benefician, debería pedir la posesión del piso es decir la entrega de llaves contra la entrega de arras.

De este modo los vendedores se esforzarán en cumplir el plazo pactado para firmar la escritura que de otro modo pudiera ocurrir que se ‘durmieran en los laureles’ de haber asegurado la venta obligando al comprador a soportar dilaciones o a acudir a los Tribunales para recuperar sus arras.

C) Por último la tercera razón suele ser que el trato se cierre con un API o una inmobiliaria que normalmente deberá trasladar la oferta de compra a su cliente, el vendedor, que lógicamente será quien firme la escritura de compraventa.

En estos casos también conviene actuar con suma prudencia, pues en este sector hay excesivo intrusismo de desaprensivos y puede haber “profesionales” que perciben las arras como forma de asegurarse el cobro de su comisión sin tener autorización del cliente para suscribir un contrato de arras en su nombre.

Para evitar los indudables problemas que se producirán si al final la venta no se lleva a cabo por este motivo, el comprador debe exigir que la entrega se haga al vendedor y que sea éste quien firme el contrato de arras, salvo que la inmobiliaria asuma directamente la obligación de devolverlas duplicadas en el caso de que su cliente no acepte la oferta amparada por esas arras.

Pedro Hernández, abogado
Blog: http://www.pedrohernandezabogado.com/
Consultas legales: 807 520 008 (1,18 €/min. desde fijo; 1,53 €/min. desde móvil)

Wednesday, 19 March 2014

Keith Richards ya tiene su nidito en New York

Keith Richards, guitarrista de los Rolling Stones, y su mujer, Patti Hansen, acaban de comprarse un duplex penthouse en New York. Dicen que les ha costado 10,5 millones de dólares, aunque les ha salido barato porque su precio original era de 15 millones de dólares.

Penthouse de Keith Richards en New York - Fotografía: Zillow

Penthouse de Keith Richards en New York – Fotografía: Zillow



La casa tiene 4 habitaciones y 4 baños y es la combinación de tres unidades por lo que tiene tres hermosas terrazas desde las que se puede contemplar las extraordinarias vistas de Manhattan.

Cocina de la casa de Keith Richards en New York - Fotografía: Zillow

Cocina de la casa de Keith Richards en New York – Fotografía: Zillow



Keith Richards y Patti Hansen celebraron sus 30 años de casados el año pasado, año en que Richards también cumplió 70 años. Y la familia sigue creciendo: acaba de tener su quinto bisnieto.

La casa de Keith Richards en New York es la unión de tres unidades

La casa de Keith Richards en New York es la unión de tres unidades – Fotografía: Zillow

Wednesday, 12 March 2014

Cada vez hay más morosidad hipotecaria

La morosidad hipotecaria ha crecido un 42% de 2012 a 2013. Hasta ahora se dejaba de pagar cualquier cosa menos la hipoteca, pero siete años de crisis hacen mella y se nota en los números. Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Banco Popular, Sabadell y Bankinter, entidades cotizadas en el Ibex 35, han pasado de tener 17.204 millones de euros en morosidad hipotecaria en 2012 a 24.539 millones en 2013.

El paro de larga duración es el principal responsable de este ascenso en la morosidad hipotecaria. Hay 2,13 millones de personas apuntadas en las listas del paro que no reciben ningún tipo de ayuda. Además, casi 700.000 hogares carecen de cualquier tipo de ingresos. Así lo afirman los expertos consultados por El País. Itziar Sola, analista de Banca de Analistas Financieros Internacionales, (AFI), apunta también que la morosidad hipotecaria que se está viendo ahora procede de las refinanciaciones que la banca concedió a sus clientes en 2008 y 2009, cuando empezaron los problemas. Por desgracia, muchos de aquellos ciudadanos afectados en el inicio de la crisis, considerados como buenos clientes, no han encontrado trabajo con el paso de los años y han terminado por quedarse sin vivienda.

También hay razones contables para esta subida en la morosidad hipotecaria: la reclasificación de los créditos refinanciados, tal y como exigió una nueva norma del supervisor a mediados de 2013. Este nuevo criterio, sin duda más realista, explica movimientos bruscos en algunos bancos, como el Santander y el BBVA. En la entidad cántabra, los morosos hipotecarios han crecido un 152%. Para el BBVA, el salto ha sido del 61%. El que más morosidad acumula en proporción a su cartera es el Sabadell que, descontando el efecto de la absorbida CAM, registró una subida del 51%. También es destacable el gran volumen que suma Bankia, un total de 6.830 millones, un 8,8% de morosidad, pese a los traspasos realizados a la Sareb. CaixaBank tuvo un crecimiento del 55%, mientras que el Popular fue el que menos crecimiento experimentó, un 7%, y Bankinter tiene el ratio más bajo, solo el 2,7% de morosidad.

Crédito para la compra de vivienda con garantía hipotecaria - Fuente: El País

Crédito para la compra de vivienda con garantía hipotecaria – Fuente: El País



Qué va a pasar

¿Y qué pasará en el futuro en España? Según Itziar Sola, en diciembre de 2014 subirá más el volumen de créditos hipotecarios morosos. AFI estima que llegarán hasta los 35.900 millones en diciembre de este año, es decir, 4.000 millones más que los últimos datos del Banco de España.

Más información
El País:
La morosidad de las hipotecas se dispara

Página 5 de 7112345678910...203040...Ultima »