Acceso propietarios

Publica GRATIS tu anuncio

La Comunidad

Tuesday, 16 October 2012

¿Cuándo hay que pagar a un API?

Pedro Hernández del OlmoEn ocasiones ocurre que el vendedor de un inmueble encarga la gestión de venta a un agente de la propiedad inmobiliaria (API), desiste de ese encargo y a continuación vende la finca a quien la visitó merced a la gestión de ese agente.

¿Tiene derecho ese API a reclamar sus honorarios en esa venta?

Si nos atenemos a la sentencia de la AP de Málaga de cuatro de Septiembre de dos mil doce la respuesta ha de ser afirmativa, ya que revoca la sentencia del Juzgado y condena a pagar la cantidad de 18.030,36 euros más los intereses legales desde la reclamación extrajudicial, el 4 de agosto 2010, con imposición a la parte demandada de las costas de la primera instancia.

Considera el Tribunal:

La relación jurídica que liga a las partes en el ámbito del contrato de mediación o corretaje, la doctrina señala que el contrato de mediación se integra en los contratos de colaboración y gestión de intereses ajenos, cuya esencia reside en la prestación de servicios encaminados a la búsqueda, localización y aproximación de futuros contratantes, sin intervenir en el contrato ni actuar propiamente como mandatario.

Constituye un contrato atípico y aleatorio, puesto que su resultado es incierto y la obligación de retribuir al mediador nace, salvo estipulación en contrario, de la perfección del contrato mediado.

Se rige por las estipulaciones de las partes que no sean contrarias a la ley, a la moral o al orden público y, en lo no previsto, por los preceptos correspondientes a figuras afines, como el mandato, el arrendamiento de servicios o la comisión mercantil.

El solo encargo de intermediación no es suficiente para que surja el derecho del mediador a percibir cantidad alguna por ello, sino que es preciso, por un lado, que la mediación concreta que se invoca se haya producido efectivamente y, por otro, que como consecuencia de ella se haya perfeccionado la compraventa para cuyo fin se realizó la intermediación.

Esto es precisamente lo que ocurre en el caso de autos, donde consta probado que el demandado encargó al actor recurrente la gestión de la venta de una nave de su propiedad a cambio de un precio, y que el mandatario efectuó gestiones relevantes tendentes a tal fin consiguiendo finalmente la perfección y consumación del contrato.

Pedro Hernández, abogado
Blog: http://www.pedrohernandezabogado.com/
Consultas legales: 807 520 008 (1,18 €/min. desde fijo; 1,53 €/min. desde móvil)

Share