Acceso propietarios

Publica GRATIS tu anuncio

La Comunidad

Monday, 12 November 2012

La banca se compromete a paralizar los desahucios dos años en casos de situación extrema

La cadena de suicidios por desahucio ha movilizado la maquinaria política y por inercia a la banca. Gobierno y PSOE se han puesto finalmente de acuerdo en una cosa: parar los desahucios en casos extremos durante dos años. La Asociación Española de Banca (AEB) ha aceptado la propuesta.

Las cajas de ahorros miembros del AEB paralizarán las ejecuciones de desahucios “por razones humanitarias y en el marco de su política de responsabilidad social”. También afirman en un comunicado que “el contenido de este compromiso había sido objeto de un debate intenso y profundo de los bancos asociados a fin de contribuir a paliar la situación de desamparo de muchas personas por causa de la crisis económica”.

Las entidades financieras asociadas a la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), por su parte, también se añaden a la propuesta y ”suspenden la ejecución de desahucios de vivienda habitual de colectivos especialmente vulnerables, hasta la entrada en vigor de la reforma normativa anunciada por las autoridades”.

Esta medida no tendrá carácter retroactivo. En lo que va de crisis, desde 2008, se han ejecutado unos 172.000 desahucios y aproximadamente unos 178.000 se encuentran en proceso. Así pues, aquellas ejecuciones en proceso podrían quedar paralizadas si finalmente se aplica la moratoria anunciada.

Los bancos creen que no se debe premiar el impago ya que hay mucha gente hipotecada que sigue haciendo frente a su deuda. Por ello, deberán saber diferenciar los que no tienen ingresos de los que no quieren pagar. También se muestran reticentes a la dación en pago, ya que podría afectar a la cédulas hipotecarias, que son productos financieros basados en los créditos hipotecarios, que ya están vendidos por todo el mundo.

Antecedentes: El código de buenas prácticas

En marzo de 2012 se aprobó el código de buenas prácticas, basado en la protección contra los desahucios de aquellas familias que tuvieran todos sus miembros en paro y que debieran que destinar más del 60% de sus ingresos a la hipoteca y si no dispusieran una segunda vivienda, siempre y cuando no estuvieran avalados por nadie. En este último caso, los garantes también deberán estar en situación de desempleo, gastar el 60% de su salario en la hipoteca y no tener ningún otro inmueble o bienes en su posesión.

El Gobierno no quiere que ninguna familia se quede sin techo

El Ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha ha afirmado que “es imprescindible” que “ninguna familia de buena fe se quede sin un techo como consecuencia de la crisis” y ha comprometido al Gobierno a velar por este objetivo, después de hacer referencia a que hay un millón de viviendas vacías.

Más información: 
El País: La banca acuerda paralizar los desahucios por “circunstancias de extrema necesidad”
El País: El Gobierno dará una moratoria de dos años ante desahucios extremos
Cinco días: La banca paraliza dos años el desahucio de las familias más vulnerables

Share

Wednesday, 7 November 2012

El Gobierno y el PSOE se ponen a trabajar juntos para frenar los desahucios

 

El tema de los desahucios se ha convertido en primordial y urgente para el Gobierno y el mayor partido de la oposición. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, y la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, se han reunido para buscar una solución en materia de desahucios y al parecer han llegado a un acuerdo para frenar la situación. La primera medida a tomar sería la modificación de la ley actual mediante un Real Decreto o una ley tramitada por la vía de urgencia para que entre en vigor lo antes posible. Con esta nueva medida se pretende frenar la vulnerabilidad que sufren las familias, especialmente los que cuentan con menores de edad o personas mayores a su cargo.

 

El Gobierno anunció tras el Consejo de Ministros que ha creado un equipo de trabajo para paliar esta situación que azota a unas 500 familias diariamente. Además, el Ministerio de Economía se ha puesto en contacto con los bancos para dotar de mayor flexibilidad a los plazos y saber cómo ha funcionado el Código de Buenas Prácticas que se aprobó hace medio año y que entró en funcionamiento hace un par de meses.

 

Diferentes partidos de la oposición han solicitado medidas en este asunto. El PSOE presentó el pasado mes una proposición de ley para modificar algunos aspectos. En ella, se pide situar en el mismo plano al deudor y al acreedor hipotecario en lo referente a las tasaciones de vivienda, los “abusos” en los procedimientos de subastas y los intereses de demora. También se quieren ampliar las garantías del Código de Buenas Prácticas y obligar a que las entidades de crédito participadas por el FROB se adhieran a dicho código. Además también incluye  la reestructuración de la deuda, la dación en pago y el arrendamiento del inmueble objeto de la dación. En otro apartado se pretende dar solución al sobreendeudamiento de la persona natural. Por su parte, Izquierda Unida se muestra a favor de la dación en pago y le pide al Gobierno que se suspendan las ejecuciones hipotecarias y los desahucios y, también, la creación de un alquiler social para aquellas familias que tengan dificultades para pagar su hipoteca.

 

Al parecer, la reunión mantenida por Santamaría y Valenciano contará con otra sesión la próxima semana junto con seis expertos, tres pertenecientes al Gobierno y otros tres del Partido Socialista.

 

 

Más información:

El País: Santamaría y Valenciano acuerdan frenar con urgencia los desahucios en marcha

 

 

Share