Acceso propietarios

Publica GRATIS tu anuncio

La Comunidad

Wednesday, 15 February 2012

Haz que tus paredes hablen de ti

Doris Soro ToránYa has comprado los muebles, has colgado las cortinas, puesto una alfombra e incluso un jarrón sobre el aparador, pero sigue faltando algo: la habitación se ve desangelada, no sabes lo que es… ¡son las paredes!

Esas grandes olvidadas, nunca sabemos qué hacer con ellas salvo pintar, pero aún acertando con el color (del que podemos hablar largo y tendido), a veces requieren de algo más.

Veamos algunas propuestas para decorar tus paredes, y no sólo eso, sino para que sirvan de expresión a tu personalidad y hagan de tu casa un lugar diferente y original.

1. Muestra tus fotos.

Pero hazlo de una forma distinta: bien por la colocación (haciendo por ejemplo una composición en cuadrícula de fotos en blanco y negro con el mismo marco y paspartú), bien por el tratamiento que les des, desde los grandes formatos sobre lienzo u otros soportes, hasta retoques digitales o la conversión a fotomural.

2. Espejos.

Son unos grandes aliados para llenar de luz una pared sin gracia que se encuentre enfrentada a una ventana, pero también quedan muy bien las composiciones de pequeños y medianos espejos de formas y estilos diferentes agrupados en un paño de pared.

3. Piezas originales.

Una sola pieza con personalidad puede vestir por sí sola una pared. Como estanterías de autor, tejidos antiguos o composiciones escultóricas.

4. Tus recuerdos también hablan de ti.

¿Qué tal hacer una composición en la pared con tus recuerdos? La postal que compraste en aquel viaje, el menú de vuestra primera cita, los billetes de avión del viaje de tu vida, el dibujo en una servilleta de ese amigo que algún día será famoso… Enmárcalos de forma diferente, unos con paspartús grandes, otros sin él, y haz con ellos una composición en una pared donde puedan admirarse de cerca.

5. Usa vinilos.

Hay imágenes muy bonitas en el mercado, pero también puedes personalizarlas, haciendo que tengan algún sentido para ti. Por ejemplo, en la cocina, puedes encargar un vinilo con tu receta favorita, o convertir a este soporte el dibujo de un artista que te guste.

6. Compra obra original.

Siempre que puedas, prescinde de lienzos en serie y compra obra original, que luego enmarques a tu gusto. En exposiciones locales, o incluso en puestos en la calle, puedes adquirir dibujos y pinturas originales por muy poco dinero y serás tú el único que los tenga.

7. Y por supuesto, el papel pintado.

No hay nada que pueda caldear y vestir una habitación tan rápido como el papel pintado y hay tantos modelos que seguro que encuentras el más adecuado a tu estilo. Pero aún puedes ir un paso más allá y combinar varios modelos, o colocarlo en sitios poco usuales, como el antepecho de la cocina.

Doris Soro Torán
INTERIORISTA
Si está interesado en informarse sobre proyectos de interiorismo low-cost, póngase en contacto con nosotros.
Tlf. 696 408 644/608 025 765
www.decoration-line.com
doris@decoration-line.com
http://twitter.com/decoration_line

Share