Acceso propietarios

Publica GRATIS tu anuncio

La Comunidad

Tuesday, 5 June 2012

Un divorcio y una casa partida en dos

Ha tenido lugar en Benalmádena, Málaga: un padre divorciado solicitó poder dividir su casa en dos para no tener que marcharse de allí y poder vivir en el domicilio que había compartido con su ex mujer durante 10 años, eso sí, cada uno en una planta.

El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia que sienta jurisprudencia permitiendo al padre vivir en la vivienda, aunque no haya acuerdo entre los cónyuges. Aunque es una sentencia sin precedentes, tiene que haber unas mínimas condiciones: que la división de la casa sea en interés de los menores y que el inmueble permita dividirlo sin perder las condiciones de habitabilidad óptimas para poder vivir en ambas partes.

Cuando la pareja decidió iniciar la separación, la madre de los dos niños solicitó la custodia de los menores y, entre otras cosas, la atribución del uso de la vivienda. De hecho, este último punto era el único en el que no coincidían las dos partes ya que la casa era propiedad del marido y ambos querían seguir viviendo allí.

La casa es de tres plantas, hecho que ha tenido en cuenta el Tribunal Supremo para dictar la sentencia y permita que los padres del menor vivan en el mismo inmueble sin conflictos. Para ello, habría que hacer un mínimo acondicionamiento de la vivienda, “segar una escalera y poner un contador de agua y luz independiente en la primera planta, ya que la casa está perfectamente acondicionada”, según ha explicado el abogado del ex marido.

El Supremo ratifica la sentencia que ya dictó el juzgado de Primera Instancia de Vélez-Málaga, en junio de 2009, que adjudicó al padre la planta baja y el sótano, y los gastos que conlleve independizar las plantas, así como también anula la sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga en septiembre de 2010, que desestimó la petición del padre y le atribuyó la vivienda y la custodia a la madre.

Según la sentencia, el inmueble es propiedad del marido, quien compró la vivienda antes del matrimonio, y dictamina redistribuir los espacios sin alterar su régimen, para proteger el interés de los menores y del marido.

Más información:
El País: El Supremo permite a un padre divorciado dividir la casa en dos

Share