Acceso propietarios

Publica GRATIS tu anuncio

La Comunidad

Friday, 29 November 2013

Castellón vende sus vistas al mar

Playa de Almenara

El excedente de stock de vivienda nueva en Castellón es del 25,84%

Castellón tiene un excedente del 25,84% en su parque de viviendas. Es, con diferencia, la provincia con más viviendas nuevas en stock. La segunda provincia del país con más excedente no llega al 9%. Son 114.703 viviendas nuevas y vacías, según apunta el informe sobre el sector inmobiliario español de CatalunyaCaixa y que recoge El País.

Aunque la Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción de Castellón (Apecc) cree que estos datos no son correctos. “Se están contando visados cuando hay muchos proyectos, sobre todo a partir de 2007, que no se ha hecho ninguno porque se tiraron para atrás”, explica Fermín Renau, expresidente de la patronal que ahora dirige una gestora. Según Renau, el stock de la provincia no llegaría a las 30.000 viviendas. El presidente del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos, Alfredo Sanz, piensa lo mismo y apunta que Moncofa, Xilxes y Almenara son las zonas con más stock. Todas con vistas al mar.

El municipio de Moncofa cuenta con 7.000 habitantes y se han proyectado viviendas para 120.000 personas. Son, en total, 31.500 pisos. Se han construido 8.000. Ahora la costa luce bloques de hasta doce pisos donde casi no vive nadie y, a veces, los edificios nuevos ya están deteriorándose. Hay solares sin edificar junto a moles de ladrillos y parques infantiles sin niños. “Aquí en frente [un bloque de 12 plantas] vive una persona”, afirma un vecino a El País y se encoge de hombros cuando se les pregunta por la fiebre del ladrillo en este municipio. La mayoría de estos inmuebles son propiedad de bancos (y del banco malo) que han tirado precios. Los empresarios no ven factible que estas construcciones se derriben. “Tarde o temprano se venderán, están en la playa y sería una barbaridad tirarlos”, dice Renau. Otra cosa son los esqueletos, las obras sin terminar. “Dan mala imagen y son peligrosos, habría que tirarlos”, comenta Sanz.

Más información
El País:
Castellón, una costa ‘en venta’

Share