Acceso propietarios

Publica GRATIS tu anuncio

La Comunidad

Monday, 21 January 2019

Qué NO debes hacer al reformar tu piso

¿Estás pensando en reformar tu casa? Vale. Hay algunas cosas que NO deberías hacer. Aquí te las cuento.

obras en casa

NO informarte sobre las licencias que necesitas


Nos liamos con los planes de reforma del piso y nos olvidamos de lo fundamental: ¿tenemos que pedir alguna licencia de obra?

Dependiendo del tipo de reforma que quieras hacer tienes que solicitar el permiso o licencia de obras en el ayuntamiento, que cobra unas tasas que pueden variar de un 3% a un 5% sobre el presupuesto inicial de obras. Pregunta a la empresa encargada de la reforma cómo hay que solicitarlo.

NO tenerlo todo claro


No empieces la reforma de tu casa sin tenerlo todo claro porque ahí está el origen de muchos errores y subidas escandalosas del presupuesto inicial. Merece la pena invertir tiempo en decidir cómo quieres la reforma, con planos y materiales decididos, antes de meterte manos a la obra.

No tiene que ser un 100%, pero sí un 90%. Por ejemplo, la distribución del piso es algo que tienes que tener súper cerrado porque es algo que influye muchísimo en las instalaciones. Distribución e instalaciones (agua, luz, gas, ventilación …) van juntas.

No se puede hacer un baño en cualquier lugar y no todos los patios pueden evacuar humos de combustión de calderas … Así que por mucho que te gustaría colocar la cocina en una esquina de la casa, si no se puede, no se puede y eso lo debes tener claro antes de empezar la reforma.

Escoger el presupuesto más barato


Mi madre siempre me dice: “Lo barato sale caro” y en muchas ocasiones es así. Quizá merece la pena invertir algo más en según que cosas porque nos durarán más tiempo.

Por ejemplo, si vas a hacer una reforma completa de tu piso invierte todo tu dinero en unos buenos aislamientos, ventanales, fontanería, iluminación y suelo … el resto es más accesorio.

No avisar a la comunidad de vecinos


Por mucho cuidado que tenga el equipo que hace la reforma, van a molestar a tus vecinos así que lo mejor es avisarles. Pon un anuncio en el tablón de anuncios diciéndoles lo que vas a hacer y el tiempo que calculas que durarán las obras.

Share

Monday, 3 January 2011

10 Formas de renovar tu baño sin obras

Doris Soro Torán¿Tu baño se ha quedado obsoleto pero te preocupan las complicaciones y el gasto que supone reformarlo? No hay problema, con unos pequeños cambios puedes renovar su imagen por poco dinero:

1. Cambia el bajolavabo.

Si tienes un lavabo de pedestal, agrégale un auxiliar con baldas que rodee el mismo o, mejor aún, sustitúyelo por una encimera con lavabo de apoyar y una balda debajo para toallas. Si son de madera te saldrán muy baratas y dos capas de barniz marino te evitarán cualquier problema con las salpicaduras.

Si ya tienes un mueble, píntalo a juego con los revestimientos o simplemente cambia los tiradores.

2. Coloca una mampara.

Sustituir la cortina de la bañera o la ducha por una mampara, mejor si es transparente y sin dibujos, automáticamente aumentará la sensación de amplitud.

3. Renueva el espejo.
Si necesitas modernizar el baño, encarga un espejo sin marco a la medida del lavabo o, si la distribución lo permite, de pared a pared. Si lo que quieres es personalizar un baño anodino, elige un espejo con carácter: con un marco barroco, con formas sinuosas, varios espejos formando una composición…

4. Actualiza la iluminación.
Nada resulta tan poco acogedor que entrar en un baño, (que ya de por sí es una estancia normalmente “fría”), con una sola bombilla o con apliques obsoletos.

Combina una iluminación general con uno o varios focos empotrados, según el tamaño del baño, sin olvidar la zona de la ducha donde ha de ser estanco, con una iluminación puntual en el lavabo, bien a los lados, bien en la parte superior del espejo, preferiblemente abarcándolo entero.
Las bombillas, halógenas o fluorescentes de luz cálida; el baño no es un lugar donde merezca la pena poner bombillas de bajo consumo, que además proporcionarán una luz menos adecuada.

5. Cambia la grifería.
Pocos elementos afectan por sí solos tanto a la estética del baño como la grifería. Actualízala, adecuándola a tu estilo y aprovecha para elegir modelos que te permitan regular el caudal y la temperatura, con el consiguiente ahorro de agua y energía.

6. Incorpora un toallero-radiador.
Si ahora no tienes radiador coloca uno eléctrico: sin ningún problema de instalación te encantará la sensación de baño caldeado y, además, podrás calentar las toallas.

Si ya tienes radiador y quieres aprovechar la toma, tendrás que colocar uno que funcione con gas o agua caliente.

7. Compra accesorios nuevos.
Además de los que acompañan a los sanitarios, como toalleros, portarrollos y jaboneras, piensa en renovar las toallas, poner en la encimera un pequeño jarrón con flores naturales o no, o colgar un cuadro o fotografía; la idea es conseguir un espacio además de actual, más acogedor.

8. Viste las ventanas.
Si tienes la suerte de contar con un baño con ventana, renovar el estor o cortina incidirá directamente tanto en la imagen del baño como en la calidad de la luz. Unos de los más adecuados para baños son los estores enrollables tipo screen.

9. Coloca revestimientos nuevos.
En zonas sin alicatar, cambia el color de la pintura, y si todas las paredes lo están, puedes recubrir unos azulejos pasados de moda con esmalte especial para superficies cerámicas, papel vinílico (soluciones ambas con una vida media, pero muy efectivas), o plantearte alicatar encima con las nuevas cerámicas ultrafinas o de colocación en seco, que no requieren arrancar el alicatado existente.

10. Cambia el suelo.
Con laminados especiales para zonas húmedas o baldosas de colocación en seco, renovar el suelo se convierte en una opción sencilla que cambiará completamente la imagen de tu baño.

Doris Soro Torán
Interiorista
www.decoration-line.com
doris@decoration-line.com
http://twitter.com/decoration_line

Share