Tuesday, 30 August 2011

2011, comprar vivienda

Pedro Hernández del OlmoEn plena canícula hemos visto aparecer en el Boletín Oficial del Estado el noveno decreto-ley en lo que va de año dictado para la mejora de la calidad y cohesión del sistema nacional de salud, de contribución a la consolidación fiscal, y de elevación del importe máximo de los avales del Estado para 2011.

¿Qué tiene que ver esta exposición con el título de este trabajo? Realmente nada, pero leyendo el texto del Decreto nos encontramos con notable sorpresa una disposición transitoria cuarta que decide aplicar el tipo reducido del 4% en IVA a las entregas de edificios o partes de los mismos aptos para su utilización como viviendas, incluidas las plazas de garaje, con vigencia exclusivamente hasta el 31 de diciembre de 2011.

Compraventa pisosCon ello se quiere rectificar de algún modo la política restrictiva en materia de deducción fiscal por adquisición de vivienda de está vigente desde 1º de enero de este año.

Es evidente que esta medida beneficia directamente a las constructoras y promotoras de vivienda nueva que ven reducido el precio de venta al público de sus pisos y casas en un cuatro por ciento, incentivando por lo tanto la venta de ese tipo de vivienda en detrimento de la vivienda usada que no obtiene beneficio fiscal alguno.

En tal sentido es decir con el fin de incentivar también la venta de vivienda usada al tiempo que se corrige un injusto efecto de la llamada burbuja inmobiliaria, esto es, el hecho de que no se haya repercutido en los valores referenciales a efectos de ITP, la caída de los precios inmobiliarios, obligando al contribuyente a pagar por algo que no ha adquirido, deberían adecuarse esos valores referenciales de inmuebles a la realidad de los precios actuales de venta.

Un ejemplo puede ilustrar esta exposición:

Una promotora vende ahora al mismo precio, 300.000 euros, dos pisos materialmente idénticos, a) procedente de una venta anterior frustrada y que se ha recuperado mediante adjudicación judicial por no poderlo pagar el primer comprador y b) un piso nuevo.

En el caso a) el comprador, deberá pagar en concepto de ITP, el 7% del valor referencial: 24.500 euros, puesto que el piso tenía como valor referencial, 350.000 euros, que se aplicará aun cuando haya sido vendido por 300.000.
En el caso b) el comprador verá incrementado el precio, 300.000 euros, en 12.000 euros al sufrir una repercusión del 4% de IVA conforme a la nueva normativa.

En definitiva el que adquiere la vivienda usada va a pagar por ella 12.500 euros más que quien la compra a estrenar.
La diferencia es sumamente sensible y hay que subrayar que ese trato discriminatorio en nada tiene en cuenta la capacidad económica del contribuyente, infringiendo por tanto el principio constitucional: “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo” (Art. 31 CE)

Pedro Hernández, abogado
Blog: http://pedrohernandezabogado.blogspot.com/
Consultas legales: 807 520 008 (1,18 €/min. desde fijo; 1,53 €/min. desde móvil)

Share

Thursday, 7 July 2011

Unos brotecillos verdes en el stock de vivienda de obra nueva

Son sólo unos brotecillos verdes, pero se reciben muy a gusto. Y es el Ministerio de Fomento el que trae la buena noticia: el excedente de viviendas de obra nueva sumaba 687.523 unidades a finales de 2010, lo que significa un descenso del 0,08% con respecto al excedente acumulado hasta 2009. Es la primera disminución registrada desde 2005 y sigue la tendencia iniciada hace dos años cuando se empezó a moderar el ritmo de crecimiento de este stock.

El año pasado, la tendencia de ralentización de la acumulación del stock alcanzó su punto máximo, llegando a revertirse ligeramente ya que el ritmo de reducción de la construcción de viviendas nuevas fue similar al de 2009, mientras que las transacciones registraron una cierta recuperación.

Distribución y evolución del stock por CCAA y provincias

El stock acumulado disminuye en 12 Comunidades Autónomas, destacando Extremadura (-30,17%), Cantabria (-26,08%) y Comunidad Foral de Navarra (- 17,26%). Tres Comunidades Autónomas acumulan el 50% del total del stock de 2010: Comunidad Valenciana (19,35%), Andalucía (16,33%), y Cataluña (15,03%). Por su parte, Ceuta y Melilla (0,02%), Cantabria (0,42%), Extremadura (0,53%) y Navarra (0,77%) son las Comunidades/Ciudades Autónomas con menor porcentaje de stock acumulado sobre el total.

Las provincias que componen la costa mediterránea concentran el 47,73% del total del stock. También destacan Madrid, Toledo y Santa Cruz de Tenerife. Si se analiza la proporción del stock de cada CCAA sobre el parque de viviendas en cada territorio, las que presentan una mayor acumulación de stock en relación a su parque son La Rioja (4,69%), Castilla-La Mancha (4,22%), Comunidad Valenciana (4,15%), Canarias (3,8%) y Murcia (3,7%). En situación opuesta se encuentran Extremadura (0,54%), Cantabria (0,81%), País Vasco (1,22%), Navarra (1,65%), Madrid (1,72%) y Asturias (1,88%).

Por provincias, los mayores porcentajes de stock/parque de viviendas se dan en Castellón (10,26%), Toledo (6,17%) y Almería (6,13%).

Notas metodológicas utilizadas por el Ministerio de Fomento: Para la realización de este estudio se han considerado los métodos indirectos basados en la información que proporcionan las fuentes administrativas. Así, se han tenido en cuenta los certificados de fin de obra del Colegio de Arquitectos Técnicos, publicados por el Ministerio de Fomento, corregidos de autopromociones, cooperativas y comunidad de propietarios, como estimadores de las viviendas terminadas. En segundo lugar, como estimador de las ventas de vivienda de nueva construcción se han considerado las compraventas de viviendas de la estadística de transacciones inmobiliarias del Ministerio de Fomento.

Más información:
Ministerio de Fomento
: El stock de viviendas se sitúo al cierre de 2010 en 687.523 unidades.

Share

Friday, 5 March 2010

¿Qué pasa cuando la promotora no avisa para escriturar la vivienda?

Enrique hace la siguiente pregunta:

“Qué pasa cuando la promotora no avisa para escriturar la vivienda dejando pasar el tiempo y cuando el futuro propietario le reclama para escriturar este no dice nada.”

Mi Respuesta

En ese caso cabe acudir al juzgado para exigir el cumplimiento del contrato o la resolución del mismo, con indemnización de daños y perjuicios en ambos casos.

Eduardo Llarena
Abogado con despacho abierto en Móstoles (Madrid) desde 1991.
Web: www.asistencialegal.net
Blog: asistencialegal1.blogspot.com
Teléfono: 91 613 90 08

Share

Thursday, 22 October 2009

Cómo comprar una vivienda de obra nueva

Ya has encontrato tu piso ideal, es una obra nueva de las que has enamorado y ahora tienes que enfrentarte al papeleo. Antes de que empiecen a caer las gotas de sudor frío por tu frente, cálmate, comprar un piso no es tan complicado si tienes las ideas claras. Y aquí vamos a intentar darte las claves cuando vas a formalizar la reserva y compra de obra nueva:

1.- Comprueba las características técnicas y legales del edificio
Si la vivienda todavía se está construyendo, es decir, compras sobre plano, debes solicita al promotor una copia de los planos con los detalles técnicos y la memoria de calidades. Además, guarda también la publicidad que puedas tener sobre la promoción porque es vinculante. Si en el folleto se indican unas condiciones X sobre las viviendas en venta, esta información es igual de valida que si se hubiera incluido en un contrato. Es bueno también pasarse por el Registro Mercantil para comprobar los datos de la empresa: domicilio social, capital social, etc.

Pásate por el ayuntamiento al que pertenezca la vivienda y comprueba que existe licencia de edificación y la obra tenga el proyecto técnico aprobado. También es bueno que consigas su cédula urbanística para evitar sorpresas en cuanto a la posible inexistencia de equipamientos complementarios ofertados (zonas verdes, pistas de juego, etc.) o en cuanto a su uso público.

Y, una vez la vivienda se haya terminado, y antes de firmar el contrato de compra-venta comprueba que tienes licencia de primera ocupación y cédula de habitabilidad de la vivienda. Pide también al promotor o constructor los certificados que garantizan que las instalaciones de electricidad, cableado, agua… etc. se adecuan a la normativa vigente.

Es fundamental que todo esto esté en regla cuando vayas a entrar a vivir en el piso para que luego no te tengas que pelear tú para conseguir tu cédula de habitabilidad y así poder dar de alta los suministros: agua, luz, gas …

También debes comprobar la inscripción de la vivienda en el Registro de la Propiedad para asegurarte que se ha hecho la inscripción de obra nueva, quien te la vende es su propietario y la situación de cargas y gravámenes de la finca.

2.- Deja bien atada la reserva del piso
Si compras sobre plano deberás entregar al promotor una cantidad a cuenta o reserva que es conocida como ‘arras penitenciales’, es conveniente incluir en la firma de estas ‘arras penitenciales’ unas cláusulas por las que tú, como comprador, podrías desistir de la compra de la vivienda porque si finalmente no compras y no lo puedes justificar por alguna de esas condicions previamente establecidas, entonces perderás ese dinero de la reservas. Si el vendedor no te vende el piso al final y tampoco te lo puede justificar, te deberá devolver el doble.

También es frecuente que en la compra de pisos sobre plano se acuerde hacer entregas periódicas de dinero que luego se descuentan del precio final de venta. Estas cantidades entregadas a cuenta durante la fase de construcción, deben estar garantizadas por el promotor o constructor con un Contrato de Seguro o un Aval Bancario. Si la construcción no llega a iniciarse o no se termina, la constructora estará obligada a devolver el dinero que hayas entregado más, normalmente, un 6% de penalización. Pide todas las pruebas de la existencia de ese seguro o aval, exige que se te entregue la póliza o el documento que acredite el seguro.

3.- Tú no tienes que subrogarte el préstamo hipotecario concertado entre la promotora y el banco. Puedes obligar al promotor a cancelar su hipoteca y que pague él los gastos de cancelación. Y esta es la base legal:

Artículo 8.2 de la Ley de Condiciones Generales de la Contratación, “En particular, serán nulas las condiciones generales que sean abusivas, cuando el contrato se haya celebrado con un consumidor, entendiendo por tales en todo caso las definidas en el artículo 10 bis y disposición adicional primera de la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. ”.

Disposición adicional primera, número 22, de la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios: “A los efectos previstos en el artículo 10 bis, tendrán el carácter de abusivas al menos las cláusulas o estipulaciones siguientes: La imposición al consumidor de los gastos de documentación y tramitación que por ley corresponda al profesional. En particular, en la compraventa de viviendas:
a) La estipulación de que el consumidor ha de cargar con los gastos derivados de la preparación de la titulación que por su naturaleza correspondan al profesional (obra nueva, propiedad horizontal, hipotecas para financiar su construcción o su división y cancelación).
b) La estipulación que obligue al consumidor a subrogarse en la hipoteca del profesional de la vivienda o imponga penalizaciones en los supuestos de no subrogación.
c) La estipulación que imponga al consumidor el pago de tributos en los que el sujeto pasivo es el profesional.
d) La estipulación que imponga al consumidor los gastos derivados del establecimiento de los accesos a los suministros generales de la vivienda, cuando ésta deba ser entregada en condiciones de habitabilidad.”

4.- Ten claros los gastos que debe asumir el constructor o promotor
Los gastos de escritura de obra nueva y división horizontal debe pagarlos él.

5. Ten claros cuáles son tus gastos y los impuestos que debes pagar
Estos son los impuestos:
A.- Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): Se abona exclusivamente en los casos de adquisición de una vivienda de nueva construcción y su tipo es el reducido del 8%.

En la mayoría de los casos de compraventa de una vivienda de obra nueva, el comprador paga el IVA y no tiene que pagar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP/IAJD) (que se paga en casos de compras de pisos de segunda mano), pero pueden haber excepciones.

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP/IAJD) y el Impuesto del Valor Añadido (IVA) son alternativos. O se paga uno o se paga otro, nunca los dos (artículo 7.5 del Texto refundido de la Ley del ITPyAJD). La ley que decide cuál es el impuesto a pagar es la Ley 37/1992 del IVA, concretamente el párrafo tercero de su artículo 20.Uno.22ª. Si la venta es una primera entrega debe pagar IVA, pero si es una segunda entrega no paga IVA y en consecuencia paga ITP. A estos efectos se considera primera entrega de una edificación la efectuada directamente por el promotor al comprador una vez terminada su construcción o rehabilitación, salvo que alguien que no sea el comprador la haya usado ininterrumpidamente durante al menos dos años, sea el propietario promotor, sea el titular de un derecho real de goce o disfrute, sea un arrendatario sin opción de compra.

Por el contrario es segunda entrega cuando la finca ha sido usada durante al menos dos años por persona distinta del comprador y las segundas o ulteriores ventas.

El sujeto pasivo del IVA es la persona que realiza la entrega, el vendedor (art. 84.Uno.1 LIVA), pero deberá repercutirlo íntegramente sobre el comprador (art. 88.1 LIVA) que es quien en realidad lo paga. En el ITP, el sujeto pasivo es directamente el comprador (art. 8.a. LITPyAJD).

El tipo de gravamen del IVA es el 7%, mientras que el del ITP depende de cada comunidad autónoma. El general que se aplica por defecto es el 6% (art. 11.1.a LITPyAJD), pero las CCAA suelen fijar el 7%.

B.- Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía): Es un impuesto municipal que le toca pagar al vendedor, pero en algunos casos se puede acordar que se pague a medias o incluso que lo pague el comprador. Ahí está tu poder de negociación para mantenerte firme y exigir que sea el vendedor quien asuma ese pago porque es un impuesto que grava la revalorización de la vivienda desde la última transmisión. Te recomiendo que la lectura de este post: Cómo se calcula la plusvalía en la venta de una casa

Y respecto a los gastos:
A.- Notario: por la redacción de la escritura pública de compraventa de vivienda. El importe dependerá del precio de la vivienda y de los folios en los que se extienda la escritura. Salvo pacto contrario, el vendedor paga los gastos notariales de escriturar la vivienda y el comprador las copias.También tienes que escriturar el crédito hipotecario, en el caso de que lo pidas. Tendrás que pagar al notario por su intervención en la hipoteca.

B.- Registro de la Propiedad por la inscripción de la escritura pública de compraventa. Para inscribir la compraventa, debe acompañar al original de la escritura, los resguardos de haber liquidado los impuestos correspondientes.

C.- Hipoteca: si contratas una hipoteca tendrás que pagar los gastos de apertura. Es un porcentaje sobre el importe del préstamo solicitado y es negociable con la entidad financiera. Suele ir de un 0,5% a un 1% del importe del préstamo.

D.- Seguro: es conveniente contratar un seguro de hogar y, si tienes hipoteca, normalmente el banco te exigirá que contrates un seguro seguro del continente contra incendios, que garantice el valor del bien hipotecado durante la vida del préstamo, siendo el banco el beneficiario del mismo, por el valor de tasación de la vivienda, descontado el valor del suelo.

6.- Lo que hay que poner en el contrato de compraventa de vivienda y escritura pública
Lo mejor y más recomendable es que contrates los servicios de un abogado que te indique cómo hacer este contrato y los pasos a seguir. El gasto de este servicio es mínimo en comparación con lo que vale el piso y vale la pena hacer bien este trámite para ahorrarse disgustos futuros.

No obstante, esta es la información básica que debe tener el contrato de compraventa:
- Tus datos y los del vendedor, ambos con capacidad legal para celebrar el contrato.
- Los datos de la vivienda: dirección, superficie, lindes, anejos (garaje, trastero …)
- Plano de la vivienda y memoria de calidades
- Precio y condiciones de adquisición
- Importe de los impuestos
- Fecha de entrega de la vivienda y penalización que debe asumir el promotor o constructor si se retrasa.
- Firmas

Normalmente, se hace la entrega de llaves cuando se firma la Escritura Pública de compraventa de la vivienda otorgada ante Notario.

7.- Revisa bien la vivienda
Una vez tengas las llaves y la vivienda sea tuya, es conveniente que la revises bien para detectar posibles fallos cuyo arreglo puedas reclamar al constructor o promotor. Recomiendo la lectura del artículo de Fernando Pantaleón, Catedrático de Derecho Civil: Responsabilidades y Garantías en la Ley de Ordenación de la Edificación. Y también que eches un vistazo al artículo de Pedro Ávila Navarro en Noticias Jurídicas: La Ley de Ordenación de la Edificación y el Registro. Y aquí tienes la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación.

Share

Thursday, 8 October 2009

¿Dónde está mi piso?

¿Eres tú uno de los que ha comprado una vivienda sobre plano y todavía no se ha puesto el primer ladrillo o la obra lleva meses parada? ¿Llevas tiempo abonando las mensualidades acordadas con el promotor sin ver avances en tu casa y la fecha de entrega se aleja cada vez más? ¿Sí? Eduardo Llarena, abogado y experto de La Comunidad, tiene las respuestas para ti en su post: Qué hacer cuando no me entregan la vivienda comprada

Una obra parada, excusas del promotor/constructor
“El vendedor alegará problemas técnicos, de licencias, disputas sobre la propiedad del terreno, pedirá prórrogas y puede que hasta más dinero, y mientras tanto el comprador permanecerá de alquiler o viviendo con los padres, y surgen los miedos a haber sido víctima de un engaño por mala fe o por falta de profesionalidad del promotor.”

Medidas a tomar cuando se retrasa o no entrega la vivienda arrendada
1.- Analizar la situación
2.- Buscar ayuda legal
3.- Tomar una decision:
A.- Seguir pagando
B.- Dejar de pagar los plazos firmados con la promotora (aún no hay préstamo hipotecario) y resolver el contrato por incumplimiento en la fecha de entrega.

Si se opta por la B: “El incumplimiento en la fecha de entrega es causa legal de resolución del contrato de venta. El comprador tendrá derecho a reclamar la devolución del dinero entregado con la indemnización de daños y perjuicios que pueda corresponder. La resolución del contrato habrá que comunicarla de forma fehaciente.

Si la promotora no devuelve el dinero habrá que acudir a los tribunales, donde empezará un lento proceso en el que deberemos examinar la posibilidad de demandar no solamente a la empresa, que puede resultar insolvente, sino también a los socios o administradores si concurren las circunstancias legales. A partir de ahí será necesaria suerte y competencia profesional.

Como precaución hay que negarse a comprar inmuebles a empresas que no garanticen mediante aval bancario o seguro las cantidades entregadas a cuenta, tal y como exige la ley.”

Share